UN EQUIPO CON GEN GANADOR

Almirante volvió a ganar esos duelos que importan y demostró que está para grandes cosas.

FOTO DE PRENSA ALMIRANTE BROWN

Ganar no es para cualquiera. Para lograrlo se necesitan ciertos factores que no se consiguen de un día para el otro, se trabajan. La experiencia es uno de ellos, quizá el más importante, mismo que se adquiere partido a partido y con mucho tiempo. Justamente en este aspecto Almirante le saca ventaja a muchos, ya que si bien pueden haber equipos que juegan mejor desde lo estético, pocos cuentan con el recorrido de la fragata.

Anteriormente hemos hablado de su sentido de “familia” dentro del campo, algo que está muy relacionado con la temática de hoy. Y es que la experiencia, que te lleva a competir y en el mejor de los casos a ganar, se obtiene entre todo el grupo. Pero… ¿Qué es la experiencia? La experiencia es simplemente conocer, y Almirante conoce, o mejor dicho se conoce. Ese conocimiento entre sus jugadores, que se observa día a día y fecha tras fecha, es lo que lo lleva a sobrepasar obstáculos, para en definitiva convertirse en un equipo ganador. Lo vimos nuevamente el pasado fin de semana, donde tenía una oportunidad trascendental para consolidarse en la punta y lo hizo.

Propiamente el triunfazo frente a Riestra, con gol de Chimeli en el final, fue una clara demostración de equipo ganador. ¿No fue suerte? Puede que sí, aunque la suerte es una virtud del ganador y hoy la tiene Brown. Pero no la posee exclusivamente desde el sábado, tampoco desde la victoria ante Belgrano, contra Chaca o ante Estudiantes en Caseros, esa “suerte” también es parte de la experiencia. Porque la experiencia a la vez es confianza, puesto que de tanto trabajar y conocer algo, sabes a donde apuntar y vas a por ello. No por nada Nardozza confió en Chimeli para el trajín final con el malevo, como lo ha hecho otras veces con Pomelo, Batallini o López. No por nada y retrocediendo en el tiempo esto también sucedió con Benítez, que luego de un largo tiempo de laburo supo cuando confiar en Velázquez, en el mencionado López o en Acosta.

En definitiva, lo que te lleva a la victoria es la experiencia; las batallas; el conocerse; la confianza; y el recorrido en grupo, algo que Almirante tomó como bandera y lo transformó en esto que vemos hoy, un equipo con gen ganador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *