TIGRE GOLEÓ A MAIPÚ EN MENDOZA

Sin brillar desde lo colectivo pero aprovechando al máximo los errores defensivos del rival, Tigre se llevó puesto al botellero.

FOTO DE PRENSA TIGRE

No fue el Tigre que sabe deleitar desde lo colectivo pero sí fue el Tigre que te mata en ataque. Si bien es cierto que el segundo tanto llega de un penal que no fue, el resultado termina siendo justo. Y es que en definitiva el matador sacó provecho de su poderío ofensivo ante los evidentes fallos del rival y por ello se lleva un 4-0 a Victoria. Ahora suma 40 puntos y queda a sólo dos unidades de Almirante.

En pleno inicio Tigre salió con todo. Tal fue así, que con una buena presión y un mal pase en la salida de Maipú, apareció Menossi para recuperar y marcar el 1-0 sobre el palo derecho. Esta situación volvería a verse en los minutos siguientes, ya que el local intentaba salir jugando constantemente pero los mínimos errores aumentaban las posibilidades del matador en ataque. Los mínimos errores no sólo eran imprecisiones a la hora de pasar la pelota, sino algunas desatenciones para el retroceso. Se vio a los ’18, cuando tras un jugadon de Celiz y un pase magistral de Menossi, Magnín quedó mano a mano con el arquero. En dicha jugada de gol el nueve la tiró arriba pero el juez vio penal durante el cruce de Magnín y Bolado. Desde los once metros el goleador no falló y puso el 2-0. Tampoco fallaría a los 41′, donde capturó un centro de Blondel y anotó el 3-0. De Maipú podemos marcar algunas insinuaciones de Ortega por derecha y un remate de Castelli, mismo que fue tapado por Roffo y que termina siendo lo más claro del botellero.

En los segundos ’45 quien empezó con todo fue el dueño de casa. Antes de los primeros ‘5 y recortando de izquierda a derecha, Castelli metió un bombazo sobre el poste derecho que hizo temblar el arco de Roffo. A los ’20 otra vez llegó un aviso de Maipú, donde Moreira lanzó desde afuera con una volea pero Roffo voló contra el palo derecho y evitó el descuento. Sin embargo y a pesar de que las más claras de esta etapa venían siendo del equipo local, Tigre fue quien festejó. Luego de un centro de Flores desde la derecha y otro mal retroceso del botellero, apareció Zabala para marcar el 4-0 en el segundo palo. Minutos después llegaría el pitazo final y el equipo de Martínez cerró un nuevo triunfo, mismo que le permite acercarse al mirasol y seguir ilusionándose en la zona A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *