TALLERES FRENÓ AL ÁGUILA EN ESCALADA

El elenco de Fabián Lisa venció por 2 a 0 a Fénix y le cortó el invicto.

FOTO DE PRENSA TALLERES RE

El primer tiempo se jugó al ritmo de Talleres de Remedios de Escalada. El cotejo comenzó parejo, sin mucho atractivo y con pocas ofertas de peligro en las áreas. El elenco dueño de casa se mostró algo más protagonista y con el pasar de los minutos fue creciendo dentro del terreno de juego. A los 16´ un cabezazo de Malvacio contra el caño derecho puso al tallarín arriba en el marcador, en un trámite que todavía no tenía a un dominador y contra un Fénix que ya no contaba con Leandro Aranda (se retiró lesionado y por él entró Mercier). El gol potenció al rojo, que se aferró a la pelota y con sus tiempos se dedicó a administrar el resultado, sin desordenarse pero tampoco retroceder metros. El trato de pelota le otorgó a los de Lisa la libertad para abultar cifras, aunque la única ocasión profunda consistió en un intento de Farías que obligó la respuesta de Cao. Por su parte, el ave no tuvo un buen primer tiempo, se nubló a la hora de gestionar la pelota y solamente sumó porotos mediante remates de larga distancia, imprecisos y que no inquietaron al guardametas local. En líneas generales, a Talleres le alcanzó con la tenencia del esférico (buen PT de Monserrat y Enrique) y un par de chances para ir ganando, ante un flojo rendimiento del águila.

El complemento fue más repartido, si bien los de Lisa no bajaron el ritmo, Fénix mostró una versión mejorada y generó chances para cambiar la cara que había dejado en el PT. De arranque, Farías tuvo una ocasión más que clara para abultar el marcador, pero Cao (una figura que se fue acrecentando con el tiempo) dijo presente para sostener la mínima desventaja. Con el pasar de los minutos el ave se fue amigando con la pelota, encontró mayor precisión a la hora de sumar pases, pero a los 15´ Aranda estampó el 2-0, tras una gran asistencia de Pulicastro, que ganó en potencia por la banda y le sirvió el gol al ex Estudiantes. Luego del tanto, el partido se configuró con un Fénix más insistidor, que empujó para llegar al descuento, y un tallarín atento a la contra para liquidar el pleito. Ninguno pudo volver a marcar, pero en el medio se dieron varias aproximaciones interesantes, un remate de Farías a los 23´ tapado por Cao, un tiro a quemarropa de Aranda otra vez desviado por Cao, un buen intento de Silva a los 27´ y la más clara para la visita, un cabezazo de Chaparro que Casoli sacó de mano cambiada. Sobre el final, Gigli golpeó con su codo a un futbolista de Talleres, pero el juez no sancionó la agresión con roja.

Justo triunfo de Talleres en Remedios de Escalada, porque supo administrar el balón cuando lo tuvo, por haber tenido mayor cantidad de situaciones (exigió en varias ocasiones a Cao) y también por haber mantenido a raya a Fénix en gran parte del encuentro. Del otro lado, el conjunto de Fabbiani no se mostró claro a la hora de jugar el balón, le costó avanzar desde 3/4 de cancha y en defensa sufrió cada vez que su rival aceleró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.