SU ABISMAL JERARQUÍA LO HIZO DE NUEVO

Una llegada de Vegetti bastó para ganarle 1-0 a un Güemes que fue superior. De esta manera se mantiene en la punta y aumenta la ventaja sobre sus perseguidores.

FOTO DE PRENSA BELGRANO

Y sí, lo hemos dicho, a este Belgrano no hay con qué darle. Por lo menos es lo que ha mostrado en este arranque, donde no ha sacado chapa de su jerarquía a pesar de partidos no tan buenos desde lo futbolístico. Hoy no fue la excepción, porque si bien empezó mejor, con el correr de los minutos Miño dejó de tener la pelota y Güemes lo comenzó a complicar. Sin dominar, pero con acciones claras y destellos de Salto en la izquierda.

Ni hablar en el segundo tiempo, ya que el propio Salto siguió insistiendo y donde López como Silva tuvieron jugadas muy riesgosas. Justamente allí apareció una de las piezas claves del pirata, el gran arquero Losada (fue tan importante como con Gimnasia de Mendoza). Pero no fue el único jugador clave, porque el capitán también dejó su marca. Estamos hablando de Vegetti, que recibió un centro milimétrico de Miño y cantó el 1-0 de cabeza.

Así se lo termina llevando el pirata, sin brillo y con poco juego, pero marcando la diferencia con su jerarquía para ser más líder que nunca (ahora comanda el torneo con 25 puntos). Párrafo aparte para lo sucedido en las tribunas, donde otra vez triunfaron los ineptos quienes lanzaron piedras sobre los árbitros del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.