SE VIENE UN VIERNES CARGADO PARA LA ZONA B

Mañana se juega una gran parte de la punta del campeonato, es turno de Barracas por un lado y Güemes por otro.

Este viernes hay dos partidazos y sumamente importantes en este caliente desenlace de Primera Nacional. Caliente desenlace de la zona B, la cual tiene una paridad abismal en comparación con lo que sucede en la zona. No por nada entre el puntero y el décimo sexto hay apenas 13 puntos. Obviamente que aquellos tan relegados la tienen muy difícil, pero quienes tienen grandes posibilidades de ingresar a la zona de reducido son quienes habitan en los puestos más cercanos. Por ejemplo, hoy por hoy y con 15 puntos por delante, Defensores de Belgrano está en el lugar n° 10 con 38 unidades, mientras que los líderes y protagonistas de la nota (Barracas y Güemes) poseen 45 puntos.

Mirá la tabla acá

Justamente tanto el guapo como el gaucho se juegan muchísimo. Ambos saben que este sprint final hay que empezarlo con el pie derecho sí o sí. Sobre todo porque pueden perder el liderato, ya que como observan en la tabla, clubes que vienen en enorme levantada como Ferro e Independiente pueden superarlos. Brown de Adrogué por su parte, incluso podría alcanzarlos. Y será una cita fácil para ninguno de los dos, puesto que los de De Paoli visitan Rafaela y los de Martel al mencionado Defensores. Eso sí, sus rivales vienen de caer (la crema perdió 2-1 con Instituto en Córdoba y el dragó cayó 2-0 con Almagro). Eso sí, los propios punteros tampoco llegan en su mejor momento y por ello deben arrancar esta etapa final de la mejor manera (Barracas fue derrotado con la lepra y los santiagueños igualaron con San Telmo).

No hay duda alguna entonces de que esta fecha n° 30 puede ser trascendental. Es cierto que Barracas como Güemes han sido los mejores y los únicos que han alcanzado la cima en lo que va del torneo, pero esta irregularidad que los sobrevuela puede cambiar la situación. Claramente De Paoli y Martel lo saben, por ello mañana y en sus respectivos duelos deben dejar todo para seguir un escalón por arriba del resto. Sí no lo hacen no es el fin del mundo, pero sí un infierno caliente para los tantos competidores de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *