SE APROVECHÓ DE UN FLOJO BOHEMIO

Agropecuario venció en Villa Crespo a Atlanta por 3 a 0 y quedó a tiro del reducido.

FOTO DE PRENSA DE AGROPECUARIO

En una cita clave por el ingreso al reducido, Atlanta recibió en el León Kolbowsky a Agropecuario. En líneas generales, el partido fue entretenido. Lo mejor pasó en la primera parte, que consistió en la gestación y concreción de la goleada del sojero. El elenco de Carlos Casares no apabulló al bohemio, pero si aprovechó sus horrores defensivos, mantuvo el orden y sacó una ventaja módica de 3 goles (Dening x2 y Blando de penal). Para el complemento, los de Villa Crespo intentaron descontar, pero se chocaron con dos limitaciones, la compostura defensiva de Agro y su falta de ideas para encontrar a un compañero desde 3/4 de campo. Con el triunfo, Agropecuario quedó 6° y a dos puntos del reducido, mientras que Atlanta sigue 8° y cada vez más lejos.

El primer tiempo fue entretenido y tuvo muchos goles. El cotejo comenzó parejo, con intensidad por ambos bandos y la idea de romper el marcador. Fue a los 14´, que tras una tapada de Sand, el sojero propulsó la contra, Dening aprovechó una salida en falso de Rago y con el arco a su merced puso el 1-0. A partir del tanto, el bohemio se apropió de la pelota pero no lastimó a su rival, Agropecuario se acomodó en su campo, sostuvo el ritmo y no pasó demasiados sobresaltos. Los de Erviti tuvieron sus chances, un cabezazo de Martín López, un tiro libre de Pedrozo y no más, no fueron claros en los metros finales y tiraron al tacho el buen trabajo de tenencia hasta ¾ de campo. Los de Casares no perdonaron, a los 39´ pusieron el 2-0 mediante un remate de Blando desde el punto penal (acertada decisión del juez) y en tiempo de descuento abultaron a 3-0, nuevamente con Dening, que le robó la cartera a Manuel López y definió al gol. 

El complemento se jugó casi por compromiso. Ni uno ni otro pudieron vulnerar las redes de los arcos y mantuvieron el opulento marcador favorable a Agropecuario. Para el arranque Erviti metió variantes al campo, pero no cambió demasiado la panorámica del juego. El sojero se apoyó en la falta de ideas de su rival y se dedicó a controlar los números, se acomodó en su territorio y no malgastó esfuerzo en ataque. El bohemio, repitió otros 45 ́ opacos, con problemas desde ¾ de cancha e imprecisiones en la generación de las situaciones. Aún así, con más defectos que virtudes, Atlanta pudo llegar en el último cuarto de hora y como lo más destacable contó con un remate de Cardozo que exigió la respuesta de Sand. Pese a mejorar sobre el final, el elenco de Walter Erviti dejó una pálida imagen, totalmente distinta a la de Agropecuario, que hizo su trabajo y se llevó los puntos. 

Primera Nacional
#Agropecuario | #Atlanta | #PrimeraNacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *