SE AGRANDÓ EN CASA Y DERROTÓ AL LÍDER

Deportivo Morón aprovechó la condición de local y derrotó por 2 a 0 a Barracas Central, que aún sigue siendo líder.

FOTO DE DEPORTIVO MORÓN.

Por la fecha 23, Deportivo Morón recibió a Barracas Central en el Nuevo Francisco Urbano. El gallito consiguió un gran triunfo en el Oeste, ante nada más y nada menos que el líder de su zona y de una forma más que justificada. Los de Bovaglio priorizaron el orden entre las líneas defensivas y del mediocampo, fueron prácticos en las contras y golpearon en los momentos justos. El primer tanto llegó por medio de un penal de Arce, que González estampó contra la red, y el segundo lo marcó Zárate, tras una gran cesión de Orosco. Barracas no estuvo a la altura del partido, si bien no estuvo perdido en el campo, nunca le encontró la vuelta a la defensa local y sufrió en el fondo el ataque de su contrincante. Con la victoria, el gallo quedó tercero.

El partido comenzó muy intenso, con una propuesta ultra ofensiva por parte de Barracas. El elenco de De Paoli salió a la cancha dispuesto a pararse en el campo rival y a base de presión amenazó en más de una vez, con insinuaciones, las cercanías de Galván. El gallo adivinó las intenciones de su rival y compactó sus líneas, con el fin de no ceder espacios y estar mejor predispuesto para la contra. La tendencia en el cotejo lentamente se fue emparejando, Morón le encontró la vuelta a los atacantes del guapo y pudo sostener seguridad en la última línea, mientras que Barracas bajó la intensidad y se acopló al ritmo estable del partido. Sin arriesgar, el encuentro se volvió “correcto”, con más intenciones que situaciones y poco en materia de chances para destacar. A los 14´ Monllor le contuvo un cabezazo a Broggi y a los 20´ Galván despejó por el horizontal un balón complicado, producto de un centro de Vazquez, que se desvió en un hombre del local. Una de las armas principales del visitante fue apoyarse en Valenzuela, pero a “chiche” los de Bovaglio le sacaron rápidamente la chapa y lograron mantenerlo custodiado. Pasando los 25´ el juego no era bueno, las situaciones seguían sin aparecer y con el paso de los minutos el pleito se volvía cada vez más picado. La falta de precisión y claridad en el guapo, y los problemas del gallito para encaminar las réplicas fueron los principales culpables del cero en el marcador. En un acierto del local y un error del visitante, a los 35´ se encaminó la apertura del marcador. Tras un centro desde la izquierda, Zarate erró el cabezazo frente a Monllor, pero Guaycochea capitalizó el rebote y Arce le cometió penal mediante un agarrón. Dos minutos después, Gastón González se hizo cargo de la ejecución y le rompió el arco al uno guapo para poner el 1-0. El gol hizo que el ambiente se caliente aún más, ambos equipos se “picaron” en varias acciones y también se cometieron infracciones fuertes. Por suerte, Falcón Perez pudo sobrellevar el duelo y la bronca no pasó a mayores. Como última chance, Barracas contó a los 48´ con un cabezazo elevado de Cabrera, tras un gran centro desde la derecha de Tapia. Con el 50% del triunfo en el bolsillo, Morón se fue al entretiempo con una sonrisa, mientras que el guapo, masticando bronca y con poco para destacar.

El complemento arrancó similar a la primera parte, pero ahora con un muy buen arranque del local. A los 2´ Verón avisó con un cabezazo sobre el primer palo y a los 9´ Tapia hizo lo suyo con un tiro libre, en lo que fueron las primeras acciones de peligro en el segundo tiempo. De contra, el gallito abultó el marcador a los 10´. Orosco se escapó por izquierda en una réplica mortal, encaró a Monllo y cedió un pase al medio del arco, donde Zárate no demoró y empujó el balón contra la red. Compactado en el campo, con sus líneas cortas y práctico en las contras, Morón pudo controlar a un Barracas cada vez más desesperado y con serios problemas para generar situaciones. A los 15´ el dueño de casa tuvo otra chance de riesgo, Schonfeld (de lo más desequilibrante en el local) se filtró sobre la derecha del área y sacó un remate que entre Monllor y el palo izquierdo desviaron el tiro. Tras la chance del excelso atacante, las situaciones mermaron y no pasó demasiado en el juego. Aunque reiterativo, la postura corta y compacta del gallo le complicó encontrar espacios a Barracas Central, que de a poco vio perder sus oportunidades de ponerse a tiro en el marcador. Un cabezazo elevado de Zárate y una ocasión desperdiciada por Estigarribia fueron otras buenas acciones que se destacaron en un pasaje con poco en las áreas. Finalmente, el tiempo avanzó sin sobresaltos, el guapo no le encontró la vuelta al encuentro y Deportivo Morón se quedó con un triunfazo. 

Síntesis: 

Deportivo Morón: Galván; Broggi, Verón, Paz, Bontempo; Schonfeld, Lillo, González, Guaycochea; Orosco y Zárate. DT: Lucas Bovaglio.

Barracas Central: Monllor; Glaby, Cabrera, F. González, D. Martínez; Vázquez, Colitto, Arce, Tapia, Valenzuela; Buter. DT: Rodolfo De Paoli. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *