RIESTRA GOLPEÓ DE CONTRA Y FESTEJÓ EN TIERRAS SANJUANINAS

El malevo de Pompeya se hizo su negoció en San Juan, venció por la mínima a San Martín y estiró su permanencia en la punta.

FOTO DE PRENSA DEPORTIVO RIESTRA

La primera etapa no dejó demasiado para destacar, tanto desde el juego como en el escaso ping pong de las situaciones. Los primeros 45´ fueron parejos, con pocas acciones en las áreas, un San Martín opaco a la hora de ejercer la supremacía del local y un Riestra que propuso poco en material ofensivo.  En medio de la paridad, el santo sanjuanino mereció algo más, si bien es cierto que le faltó clarificar las ideas en el terreno de juego y que la dupla Giménez – Rodríguez no tuvo la comunión esperada (Rodríguez destacó en el PT y Giménez hizo lo suyo en el ST), los de Villalba se esforzaron en apretar al malevo en su campo y con remates de media distancia y cabezazos fuera del perímetro del arco, inquietaron a un Vega que intervino en contadas oportunidades. El blanquinegro de Pompeya mostró lo mejor sobre el cierre, con una seguidilla de ocasiones (remates lejanos) comandadas por “cachete” Acuña. En resumen, el marcador en cero reflejó los problemas de ambos para afirmarse en la cancha, producir acciones y profundizar dentro del área.

El complemento arrancó movidito y sacudió la modorra de más de un espectador. De manera rápida y antes de los 3´, cada equipo tuvo una situación clara, el santo con un disparo de Rodríguez y el malevo con un remate de Goitía (previa jugada de Villoldo) y la tapada a puro reflejo de Avellaneda. Tras los sobresaltos, el encuentro volvió a perder brillo, San Martín se terminó de hacer cargo de la pelota y se hizo protagonista en campo rival, y Riestra se acomodó en su territorio para resistir y salir de contra. Con dicha confección al elenco sanjuanino le costó penetrar la defensa, tuvo un buen manejo de pelota hasta ¾ y a partir de allí no pudo profundizar, mucho menos incomodar al bueno de Vega. El malevo, fiel al libreto, defendió con uñas y dientes, lo que no le impidió volver a contar con otra ocasión clara, un disparo potente de Fernández que exigió la respuesta de Avellaneda. Cuando el santo apretaba (pero no asfixiaba), los dirigidos por Duró aplicaron una contra con la que sacaron la ventaja, Acuña escapó por izquierda y ejecutó un preciso centro que Gustavo Fernández acomodó con su cabeza contra el palo derecho. El tanto no correspondía al tramite del juego, pero era un premio a la efectividad tanto en ataque como en defensa (a Riestra aún no le han convertido goles). Finalmente, San Martín no encontró la manera de lastimar a su rival, el blanquinegro aguantó el resultado y el cotejo concluyó con ventaja para los de Villa Soldati por la mínima.

Triunfazo para Riestra, que con los tres puntos se alzó en la tabla y comparte la primera ubicación con Brown de Adrogué, Belgrano y San Martín de Tucumán (todos con 10 unidades). Además, el malevo aún no ha recibido goles en lo que va del campeonato y no hace falta aclarar que mantiene el invicto de cuatro partidos. En las antípodas, San Martín no termina de consolidarse, se encuentra en el 23° lugar y solo sumó cuatro puntos de doce en juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.