RESULTADO EN SILENCIO EN MATADEROS

Nueva Chicago y Temperley igualaron sin goles y cerraron la fecha 28.

FOTO DE PRENSA DE TEMPERLEY

En el República de Mataderos, Nueva Chicago recibió al compas de su hinchada a Temperley. Lo mejor del encuentro estuvo en las tribunas, con la vuelta del hincha del torito a la cancha, ya que en el campo de juego pasó poco. La mayoría de las situaciones las tuvo el gasolero, que en líneas generales completó un buen primer tiempo. Todo contrario a Chicago, que estuvo falto de ideas y prácticamente no generó peligro. El complemento fue un gran pozo donde cada uno dejó sus armas y básicamente jugaron por inercia. A los dos les costó mucho y por lo tanto cosecharon un cero a cero. Chicago sigue último, mientras que Temperley trepó al 12° puesto.

El primer tiempo fue de mayor a menor. El cotejo comenzó atractivo, con una postura agresiva por parte de los dos equipos, el torito fue algo más posesivo, mientras que el gasolero contestó con réplicas. Naturalmente, las llegadas fueron apareciendo, en más cantidad por el lado de Temperley, que entre errores propios y la humanidad de Bottini no pudo aprovechar las oportunidades. El celeste dejó una mejor impresión en el terreno rival, aunque le faltó más precisión en los metros finales para abrir el marcador. Chicago no abandonó nunca la intención de ser protagonista y a sus formas encontró estabilidad y orden en el campo. El último cuarto de hora se jugó poco y se habló mucho, ninguno de los dos pudo mantener el ritmo y el trámite cayó en un pozo. Vale aclarar que Nelson Sosa obvió un claro empujón sobre Vázquez en el área gasolera, que debió ser penal para Chicago.

Apañado por su gente, Chicago saltó al campo de juego con la intención de abrir el marcador. Los de Marchesi tuvieron la primera clara con un disparo de Maziero, mientras que el gasolero hizo lo suyo más tarde con un cabezazo de Díaz. Con lo mejorcito en los instantes iniciales, el partido progresó sin ocasiones de peligro, con mucho empuje por parte de ambos, pero claras falencias en ofensiva, Temperley con fallas en la zona de definición y el torito con dificultad para generar daño. Con el paso de los minutos el gasolero se hizo cargo de la pelota, pero tampoco cambió el panorama del juego y el trámite siguió siendo el mismo. Finalmente, ni uno ni otro pudieron desequilibrar en el juego, fueron más las falencias y la falta de ideas que el empuje y las ganas, y el encuentro culminó en un opaco cero a cero.

Primera Nacional
#NuevaChicago | #PrimeraNacional | #Temperley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *