QUILMES LO GANÓ EN LA ÚLTIMA CON PAPELÓN DE REY HILFER

El cervecero y Ferro igualaban, pero el juez Rey Hilfer desmadró todo.

FOTO DE PRENSA QUILMES

El primer tiempo fue todo de Quilmes, que generó varias situaciones como para sacar una amplia ventaja en el marcador. Ferro comenzó mal, al minuto y medio equivocó la salida, Sosa le entregó prácticamente una asistencia a Fede González y el delantero se las ingenió para estampar el 1-0 a favor del cervecero. Los dirigidos por el «chino» Benítez fueron más y produjeron muchas instancias para abultar el resultado, pero por la ineficacia en la definición y las buenas apariciones de Miño, la tabla y el cero se mantuvieron para ambos equipos. El verdolaga se mostró muy errático en la primera parte, incomodo en defensa (con problemas en la salida) y con pocas ideas en ataque, y la llegada más clara que tuvo consistió en un cabezazo de Cáceres que encontró la respuesta de Perafán.

El complemento fue una historia totalmente aparte. Mientras el cotejo se mantuvo en la normalidad, Quilmes arrancó mejor, con chances para distanciarse, pero con el pasar de los minutos sintió el desgaste y le otorgó la pelota a Ferro, que con empuje presionó en busca del empate. A los 33´ se hizo presente la primer polémica, y es que en una jugada complicada, el árbitro del Partido Leandro Rey Hilfer, sancionó penal para el verdolaga por mano de Moreno y Enzo Díaz puso la parda. La acción de por sí fue complicada y en última instancia el hombre cervecero pareció rozar el balón con el codo. Sin embargo, pese a que el encuentro ya estaba caldeado, el juez se tomó la licencia de cometer un error grosero y determinante. Cuando se terminaba el partido y los de Caballito se llevaban un valioso punto (sobre todo por lo hecho en la segunda parte), Rey Hilfer pitó penal por una mano inexistente de Sosa y le otorgó la chance de volver a pasar adelante al dueño de casa, Bonetto no falló en su remate y Quilmes se llevó el premio en un final de escándalo.

Vale aclarar que, el inexistente penal y la posterior bronca del elenco visitante no deben borrar que Quilmes hizo más que el verdolaga e hizo méritos para ganar el partido (incluso desde antes del complemento); y que Ferro no tuvo una buena noche, fue superado por su rival, pero dejó una mejor impresión sobre el cierre del juego. Otro error arbitral en la categoría que dirime el resultado de un encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.