PEREYRA SE VISTIÓ DE BOCHINI Y ESTUDIANTES SE PRENDE

Con un pase fenomenal del «gordo» y gol de Cantero, Estudiantes dio vuelta un partido que pintaba duro frente a Quilmes y ganó 2-1. Ahora los de Otta alcanzan la cuarta colocación con 27 puntos.

FOTO DE PRENSA ESTUDIANTES

Estudiantes vivió una fiesta en Caseros. Claro, porque superó a Quilmes con un segundo tiempo de buen arranque y ahora se ilusiona. Y como no hacerlo, si el 2-1 le permite meterse entre los mejores cuatro del campeonato y ubicarse a solo 10 puntos de Belgrano de Córdoba (actual líder con 37 unidades). Por supuesto que en esta fiesta hubo un animador de lujo y ese es Facundo Pereyra, el señor diez, que de taco y sin mirar le dio el gol de la victoria a Cantero.

Tal y como dijimos anteriormente, el partido no fue fácil para el pincha. Mucho menos en el primer tiempo, donde sufrió una importante ráfaga del cervecero y el 1-0 de Molina. El centrodelantero, que fue una de las figuras de esta etapa, recibió un centro del carrilero izquierdo Erquiaga (otro que la rompió) y marcó el primero desviando el tiro. Ojo, el gol no golpeó demasiado al conjunto local. Y es que a pesar de ir perdiendo los de Otta hacían circular el balón con tranquilidad. Bueno, esa tranquilidad lo llevó a empatar y terminar algo mejor que el rival. Es que después del 1-1 que anotó Alderete, aparecieron las guapeadas de Parisi y las corridas de Cantero por derecha.

En el segundo tiempo aquella enjundia y búsqueda de Estudiantes perduró. Por lo menos en el inicio, donde salió a comerse la cancha. Y lo logró, como también logró marcar el 2-1. Con un pase a lo Iniesta; a lo Riquelme; a lo Bochini, Pereyra habilitó a Cantero y el dueño de casa se ponía por delante en el tablero. Incluso ese nuevo tanto lo envalentonó aún más como para acercarse al tercero. No consiguió sacar esa diferencia, pero si golpear anímicamente al equipo de Benítez. Claro, porque a Quilmes se le hizo muy cuesta arriba volver a encontrar aquel funcionamiento del periodo inicial. Tuvo chances, con Boneto generó una acción clarísima, pero no pudo volver a anotar y la fiesta fue de Estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.