PARTE MÉDICO EN GIMNASIA MZA

El lobo, que siguió bien de cerca el caso de Germán Rivero, hoy logró dar con el problema. La bacteria Salmonela fue la protagonista de este sufrimiento por el que pasó el futbolista y su familia.

FOTO DE PRENSA GIMNASIA Y ESGRIMA

El tanque no la estaba pasando bien, mucho menos su círculo íntimo y el club. Claro, porque el buen centrodelantero padecía dolor intenso en el estómago por una gastroenteritis, presentaba alteraciones en los glóbulos rojos y contaba con una fiebre que no bajaba de los 40° grados. Aún así y bajo el cuidado de los médicos que trabajan en el hospital Italiano, más propiamente en el área de infectología, el personal no podía dar con el origen del problema.

Pero por suerte todo cambió en las últimas horas del día lunes, donde luego de realizarse estudios complementarios: tomografía de tórax, ecografía abdominal y analítica, se conoció la raíz de su afección. Tal y como narró el club en sus cuentas oficiales, la bacteria de Salmonela, cómo consecuencia aparente de algún alimento contaminado, fue quien causó la recaída del atacante. Vale agregar que el propio Gimnasia y Esgrima también agregó que el jugador sigue siendo tratado con antibióticos y seguirá internado esperando una pronta evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.