PAR DE CEROS EN UN TIBIO EMPATE

Defensores de Belgrano y Santamarina igualaron cero a cero.

FOTO DE PRENSA DE DEFENSORES DE BELGRANO

En el Juan Pasquale y con público, Defensores de Belgrano recibió a Santamarina. El encuentro fue malo, en el global de los 90´ ninguno de los dos equipos pudo siquiera acumular minutos de buen jugó, mucho menos hilvanar situaciones de peligro. El primer tiempo fue cortado, trabado y con poquito en materia de ataque. El complemento tampoco fue la gran cosa, el dragón despegó un poquito más y con la expulsión de Michel atinó a arremeter contra su rival. Pese a la intensión, otra cosa sucedió en el campo y con las ganas no bastó para modificar el cero en el marcador. Defensores quedó 8° (hasta ahora clasificaría a la Copa Argentina 2022) y Santamarina sigue último.

Sin duda alguna el primer tiempo entre el dragón y el aurinegro fue para el olvido. Durante los 45´ ninguno de los dos elencos pudo romper con la parsimonia y el orden defensivo, y por lo tanto arrojaron un magro cero a cero. En el pasaje inicial ni Defensores ni Santamarina se animaron a algo más y se quedaron en su molde. Pasado el cuarto de hora, tras reanudarse el juego luego de un párate largo, el dragón cambió la marcha y pareció estar decidido a ir por el triunfo. Pese a la actitud, los de De La Riva no le generaron daño a un elenco tandilense bien plantado. Por otra parte, el visitante tampoco arriesgó, sostuvo el orden y ayudó en parte a que el cotejo se vaya al entretiempo con dos ceros gigantes. 

Para el complemento se notó una lavada de cara en el local. El dragón, motivado por la instancia, salió con más fuerzas que su rival, le metió intensidad y empujó contra Avellaneda. Sin embargo, las ideas en ningún momento fueron claras y las buenas intenciones quedaron en nada. Sin profundidad por parte de ambos, el cotejo se volvió trabado y burdo, al igual que en la primera parte. A los 26´ Martín Michel vio la roja (doble amarilla) y a partir de allí comenzó un tímido dominio de Defe, que aún con un hombre de más no se animó a volcar “toda la carne al asador”. Sin la obligación, el aurinegro llegó con peligro primero, fue a los 44´ y mediante un cabezazo contra el palo izquierdo que Pietrobono pudo despejar. Para contrarrestar, a los 47´ Lugones se jugó la individual y terminó la acción con un disparo poco eficiente. Con poco en el general y lo mejor sobre el final, el cotejo culminó en un justo cero a cero. 

Primera Nacional
#DefensoresdeBelgrano | #PrimeraNacional | #Santamarina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *