OTRO BATACAZO Y YA ESTÁ EN CUARTOS

Tigre lo hizo de nuevo, igualó cero a cero con Defensa y Justicia en los 90 minutos y ganó 5-4 en los penales.  El matador jugará los Cuartos de Final de la Copa Argentina.

FOTO DE PRENSA DE COPA ARGENTINA

Por los Octavos de Final de la Copa Argentina, Tigre enfrentó (en calidad de visitante) a Defensa y Justicia en el Juan Carmelo Zerillo (Gimnasia de La Plata). El matador se encontró con un campo en mal estado a causa de las lluvias y a partir de allí intentó construir a su modo. Los de Diego Martínez en ningún momento dieron el brazo a torcer, tuvieron sus situaciones y recién sobre el final se sintieron sobrepasados por un halcón más fresco. Tras el empate en el tiempo reglamentario, el conjunto de Victoria supo hacerse fuerte en la tanda de penales y desde los 12 pasos se quedaron con el triunfo y el pase a la siguiente instancia. Marinelli fue el gran héroe de la noche, no solo por sus tapadas en los 90´, sino por también por su importancia en los penales (atajó varios y convirtió el suyo). Ahora Tigre espera en Cuartos de final, donde enfrentará al ganador de Racing vs Godoy Cruz.

Con un campo de juego en mal estado por las precipitaciones caídas, el primer tiempo no se jugó como se imaginaba desde la previa. Con dos sistemas de juego prolijos, el agua se llevó puestas las propuestas y ambos equipos intentaron barajar de nuevo. El matador se las arregló para mantener el “buen pie” y fue de menor a mayor, le costó jugar por abajo, pero se las arregló para mantener lo más fielmente la línea. Los de Diego Martínez no sufrieron por demás en defensa, los de primera se encontraron con los mismos problemas y también tuvieron problemas para crear chances de riesgo. A los 25´ Zabala protagonizó la primera acción de peligro del cotejo, en lo que fue un casi mano a mano del atacante, que cuando iba a definir ante el uno rival le birlaron la pelota. Por otra parte, a los de Victoria los privaron de un claro penal contra Magnín en el contexto de un córner, que el juez decidió obviar e impacientó a más de uno en Tigre. Tras resistir a una llegada clara del halcón de Varela, donde Marinelli tuvo sus lucimientos, a los 34´ Magnín generó otra situación importante con un remate peligroso que no encontró destino de red. Más tarde, Zabala volvió a insistir nuevamente mediante el disparo lejano y como en su momento, tampoco pudo resolver con satisfacción la intentona. Pese a que la cancha no fue permisiva para con el juego, el elenco de Diego Martínez hizo un primer tiempo correcto, dinámico, tuvo sus chances y se fue al entretiempo con un justo cero a cero. 

El complemento se jugó mucho más intenso que la primera mitad. El matador se vio doblegado en los primeros minutos, aguantó la embestida de su rival y cuando vio la luz del sol volvió a adelantar metros en el campo. Las situaciones siguieron brillando por su ausencia, aunque el dinámico ida y vuelta mantuvo entretenido al espectador. Por más que el cronómetro fue comiéndose el tiempo, Tigre no aflojó y siguió apostando en el mano a mano en vez de achicarse y agruparse en su campo. De a poco, las ocasiones fueron apareciendo. A los 12´ Marinelli salvó al elenco de la Primera Nacional con una gran grapada a Tripichio sobre el palo izquierdo. La próxima chance significó la respuesta del matador, que consistió en un cabezazo centrado de Flores. Los de Varela replicaron las acciones y a los 21´ volvieron a llegar con peligro, pero tampoco  revirtieron los ceros del marcador. Con el paso de los minutos se fue reflejando el desgaste en la cancha, los equipos perdieron claridad en ataque, se perdió el medio y el ida y vuelta se tornó moneda corriente. En el tú a tú, Defensa y Justicia llegó en más oportunidades, aunque no le generó demasiadas complicaciones a un Marinelli que recién vuelto fue un pilar para mantener el resultado. En tiempo cumplido Bou tuvo un remate cercano al palo izquierdo y más tarde Merentiel estrelló un remate potente cerca del caño izquierdo, pero más allá de eso los equipos no encontraron las ocasiones necesarias para romper el empate. Sin tiempo para más, Tigre consumó unos 90´ dignos, con altibajos, donde claramente fue superado (al menos en cuanto a situaciones).

Tras el cero a cero los equipos definieron la serie desde los 12 pasos. Así, en la tanda de penales Marinelli se hizo grande y con contribución de Magnín, el propio Marinelli, Prieto, Céliz y Menossi, Tigre avanzó a cuartos de final de la Copa Argentina. 

Penales:  Magnín (O), Frías (X) / González Metilli (X), Benítez (O) / Marinelli (O), Merentiel (O) / Prieto (O), Barrios (O) / Céliz (O), Bou (O) / Cabrera (X), Gutierrez (O) / Menossi (O), Pizzini (X). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *