NO LO PARA NI LA LLUVIA

Brown de Adrogué derrotó por dos a cero a Santamarina de Tandil y es escolta del líder Barracas.

Foto de Brown de adrogué

Por la fecha 24, Brown de Adrogué recibió en el Lorenzo Arandilla a Santamarina de Tandil. El partido fue entretenido, tuvo como protagonista al tricolor, pero el aurinegro supo dominar en sus momentos. Bruera marcó la apertura del marcador con la que luego los de Vicó pudieron llevar el partido a placer. Para aportar más tranquilidad, Brown pudo capitalizar un error defensivo de su rival, concretó desde los 12 pasos y aseguró un triunfo que vale mucho. Con la victoria, el elenco de Adrogué alcanzó el segundo lugar en la zona B y quedó a 2 puntos del líder Barracas.

El primer tiempo comenzó entretenido, con un local agresivo y la visita tomándose unos minutos para estudiar el terreno. En la lucha, Brown generó la primera situación de peligro a los 8´, en un remate furibundo de Bazán que se estrelló contra el travesaño. La chance no surgió de la nada, ya que el tricolor era mejor en el arranque y con poquito inquietaba a su rival. Más presente en ataque, a los 14´ los de Vicó reflejaron el esfuerzo en el marcador. Tras un centro desde la derecha, un hombre local ganó en las alturas y cabeceó sobre el segundo palo, con lo que Bruera, frente a frente con Avellaneda, solo tuvo que empujar la pelota contra la red. El gol tranquilizó a los de Adrogué, que bajaron el ritmo progresivamente y mudaron sus hombres a la mitad de la cancha, donde controlaron los hilos del juego. Con una reacción casi nula, a Santamarina le costó reponerse al golpe y prácticamente no generó situaciones de peligro en los dominios de Riós, tan solo a los 26´ un ataque aurinegro (media vuelta de Vila) obligó al arquero a arrojarse sobre el césped húmedo. Pasando los 30´ el dueño de casa fue retrasando sus líneas para prevenir sustos sobre el final, con eso Santa se adelantó y el encuentro se volvió más dinámico, de ida y vuelta, y con buenas aproximaciones. A pesar del empuje de la visita, Brown no pasó demasiados problemas y pudo defender el resultado, aunque para ello relegó algunos metros. Sobre el cierre Sproat conectó con la cabeza un centro desde la izquierda y marcó lo que era el segundo tanto para el dueño de casa, pero a instancias del asistente 1 el juez lo anuló por off side y todo el tricolor se saltó a la yugular. Con polémica y un primer tiempo aprobado, el cotejo se fue al entretiempo. 

El complemento comenzó con toda la furia de Santamarina, que lejos de quedarse de brazos cruzados, saltó al campo de juego a buscar el empate. Con buenas intenciones y mucha intensidad, el aurinegro llegó con peligro a los 4´, en una jugada donde la visita pudo mover la pelota por todo el ancho del área rival y que terminó con un disparo desviado de Beltrán cercano al palo derecho. El adelantamiento de los de Tandil causó que se generen espacios en su defensa, lo que produjo un ida y vuelta a gusto del optimista Brown. Pese a sufrir los primeros minutos, los de Vicó ajustaron las clavijas y empezaron a pisar fuerte en el territorio rival. A los 12´Avellaneda tapó un cabezazo fenomenal y a quemarropa de Bruera y a los 13´ hizo lo mismo con un disparo con la testa de Mateo Acosta. Las situaciones llevaron tranquilidad al banco local e inquietaron a la delegación aurinegra, que entendió los riesgos de ir para adelante y cederle espacios a un rival muy astuto. Para aportar su chance, a los 26´ Boolsen incursionó en ataque y sacó un disparo furibundo que solo por las manos de Ríos no encontró destino de gol. La acción equilibró las sensaciones, aunque poco después, tras una fatídica seguidilla de errores la visita sufrió otro cachetazo. A los 29´, una mala salida de Avellaneda, el oportunismo de Vidal, de rescatar una pelota perdida y meterla en el área, y la zonza falta de Palmieri a Bruera, provocó que el juez del pleito sancione penal para el local. Un minuto después, Avellaneda le adivinó el remate a Vidal, pero en el rebote el ingresado estuvo vivo y solo empujó contra la red para poner el 2-0. El tanto marcó una ventaja complicada de acortar para Santa, que siguió yendo en busca de una alegría, a los 33´ tuvo un remate interesante de Mariano González, a los 36´contó con un bombazo de Alustiza al palo izquierdo y a los 40´ generó la estirada de Ríos, tras un buen tiro de Spinaci. Durante los últimos minutos no sucedieron muchas acciones destacables, recién sobre el final el tricolor tuvo la chance de marcar el tercero, pero chocó con otra buena respuesta de Avellaneda. Finalmente, el cotejo llegó a su fin y Brown se quedó con un triunfo de oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *