MUCHO EMPUJE Y POCA CLARIDAD EN LA CIUDADELA

Ni el ciruja, ni el gallo pudieron salir de la paridad en un pálido encuentro.

FOTO DE PRENSA SAN MARTÍN TUCUMÁN

El primer tiempo mostró a San martín de Tucumán como dominador de la posesión, intentando imponerse en territorio rival, y a Deportivo Morón bien parado en su campo. Pese a que el ciruja movió los hilos del balón, contó con poca claridad en los metros finales y prácticamente el peligro que generó fue mediante remates de larga distancia. El gallo por su parte, tuvo pocas aproximaciones y lo mejor que dejó fue en materia de solidez defensiva, ya que pudo hacerle frente a la ofensiva del dueño de casa y casi que no sufrió ni necesitó de la figura de Galván en el arco.

Para el complemento las acciones se equiparararon, el gallo generó comenzó a desplegar sus armas en ataque y generó peligro mediante la contra. Del otro lado de la vereda, al santo le siguió costando gravitar en ataque, tanto por aciertos en la defensa visitante como también por las imprecisiones en su juego. La falta de contundencia del elenco de zona oeste, que tuvo sus mejores opciones por el lado de Levato y de contragolpe, le dio esperanzas a San Martín, que sobre el final apretó el acelerador en pos de romper el cero. Finalmente, ni uno ni otro pudieron salir de la paridad y el encuentro terminó en ceros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.