MAIPÚ AVASALLÓ DESDE EL JUEGO PERO CARRANZA LE QUITÓ EL TRIUNFO

Deportivo Maipú se cansó de buscar la victoria, que por cierto mereció, pero el arquero de Instituto tapó absolutamente todo (un penal de dos que tuvo el botellero) y dejó el marcador 1-1.

FOTO DE PRENSA INSTITUTO

No me caben dudas de que Maipú volvió a merecer irse al ET por delante. Y es que más allá de la definición, parte fundamental de este juego, hizo todo bien. González fue el gran conductor junto a Del Priore, explotando la banda derecha pero con Ferracuti siendo una alternativa en el otro carril. Así metió una bomba en el travesaño y tuvo dos situaciones en las que Carranza (las tres de Veliez) sacó Chapa. ¿De Instituto? Realmente muy poco de mitad hacia adelante pero mucho trabajo en la defensa. Defensa que también pegó bastante y ocasionó dos penales, uno bien cobrado (piña de Parnisari sobre Montero) y luego una llave de Alarcón sobre Nasta. La que cobró Rivero fue la de Montero pero González no pudo sacar ventaja ante una gran tapada de Carranza.

En el segundo tiempo no cambió mucho, se acrecentó la diferencia de Maipú sobre Instituto. Eso sí, la gloria salió con 4 en el fondo, 3 en el medio (descomprimió el medio) y dejó 2 de punta. Aún así no pudo hacer mucho. Claro, el botellero le dominó la pelota (otra vez con Mágico como Conductor). Y de arranque tuvo para ponerse otra vez por delante con un nuevo penal (mano de Alarcón). Pero volvió a fallar, esta vez con Nasta que remató arriba. Obviamente que el penal no fue lo único, ya que minutos después Veliez se encontraría con un centro de Ferracuti abajo del arco pero Carranza ganó el duelo. Finalmente y con de Hoyos ya en cancha (ingresado) marcó el 1-0. Sin embargo la victoria le duraría poco, porque Molina que ingresó para este periodo (y se las arreglaba solo de punta) puso el 1-1 tras un desborde por izquierda. El empate golpeó al local, pero siguió insistiendo. Y si bien no logró ponerse otra vez por delante, demostró nuevamente que sostiene su idea; que la desarrolla muy pero muy bien; y que afilando la definición puede estar para grandes cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.