LA LEPRA MEJORÓ Y LO DIO VUELTA EN LA ÚLTIMA

Independiente Rivadavia venció a Tristán Suárez en la agonía del encuentro. Lo ganaba el lechero y sobre el final lo dio vuelta la lepra.

FOTO DE PRENSA INDEPENDIENTE RIVADAVIA

El primer tiempo fue de menor a mayor en cuanto a situaciones. Tristán arrancó mejor parado, mucho más conexo que su rival y con las ideas claras, recuperar y ser lo más directo posible. Sin demasiados avisos previos, a los 22´ Garay puso en ventaja a los de Llop tras una cesión de Messiniti. El tanto repercutió en Independiente, que con orgullo propio fue progresando a lo largo del encuentro hasta generar varias chances. Las mismas tuvieron a Endrizzi y Ambrogio como protagonistas, y fueron lo suficientemente claras como para que la lepra merezca algo más.

Para el complemento la lepra salió a buscar el empate. El conjunto de Gómez empujó durante gran parte del pasaje inicial y a los 17´ tuvo su recompensa, ya que Matías Quiroga de cabeza puso el 1 a 1 parcial (que por el tramite era justo). Tras el tanto, el lechero adelantó metros y el partido entró en un lapso donde lo poco, fue de la visita. Así, los de Ezeiza tuvieron buenas aproximaciones primero y con el pasar de los minutos, la lepra respondió generando las suyas (tan claras como las de su rival). Cuando el duelo agonizaba, apareció Franco Coronel para definir a la red ante la salida de Correa y poner el 2-1 final.

Por lo hecho, es justa la victoria de Independiente Rivadavia, que no tuvo un buen PT (terminó mejor que su rival) y en el complemento mostró otra versión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.