LA IDENTIDAD NO SE NEGOCIA

Ituzaingó no pudo llevarse los tres puntos y desde el juego se le hizo difícil. Eso sí, arrancó el clausura siendo fiel a su estilo.

FOTO DE PRENSA ITUZAINGÓ

Por supuesto que el hincha del verde no se fue del todo contento. Y claro, debutar en un torneo con una victoria es lo mejor, e Ituzaingó arrancó el segundo campeonato del año con un empate. Sin embargo, aquellos que piensan más allá del resultado, seguramente valorarán lo que hizo el equipo de De Cicco en la fría tarde del sábado.

Sí, no ganó. Tampoco maravilló como supo hacerlo en el primer tiempo contra Argentino de Quilmes o Los Andes (durante el Apertura). Sin embargo mostró su identidad, lo más importante de todo. Es cierto que no todo salió como esperaba el técnico o los propios futbolistas, pero sería injusto obviar al rival. Y es que el rival siempre juega, y más uno como Deportivo Armenio que también tiene su sello y al igual que el verde, realizó un campañón en el Apertura.

Ya hablé del trabajo que hizo Sica para no dejar jugar a los Soria, Arias, entre otros. También dije que Gutiérrez, uno de los mejores jugadores del Apertura y uno de los mejores en la tarde de este sábado, no encontró socios durante el primer tiempo, algo que le jugó en contra al verde. Aún así, el n° 8 siguió jugando como lo hizo durante el pasado campeonato. No fue el único. Los defensores como Benítez O Nebot, y a pesar de que Armenio no presionaba, intentaron salir jugando en gran parte del encuentro como lo hicieron en las anteriores 16 fechas.

Bueno, si escalo más arriba en el campo también veremos que Maza, sobre todo en el complemento, también insistió y buscó sociedades. Ojo, le ocurrió lo mismo que a Gutiérrez, no halló socios, pero propuso su fútbol y el juego que le encomienda su técnico. Repito, el rival jugó y seguramente ganó el duelo táctico, puesto que en el balance general «no dejó brillar a Ituzaingó». Empero, eso no quita que el propio león haya mantenido su línea.

Sí, empezar y respetar un modelo de juego es más que positivo en el inicio de un campeonato. No es nada fácil, y miren que Ituzaingó ya lo trae desde la Primera C. Y es que así vive este equipo, así vive Ituzaingó. Puede que no siempre le salgan las cosas; puede que no haya sido campeón; pero hay una cosa tan o más importante, la identidad, algo que en Ituzaingó, no se negocia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.