LA GLORIA FUE MÁS Y VENCIÓ A UN FLOJO INDEPENDIENTE

Instituto se llevó un triunfazo de Mendoza, donde derrotó a la lepra por 2 a 1.

FOTO DE PRENSA INSTITUTO

La primera parte tuvo protagonistas repartidos, la lepra arrancó mejor y con el progreso del encuentro la gloria lo emparejó y dejó una mejor imagen. Independiente no necesitó ni de la posesión, ni la paciencia, ya que a los 5´ se adelantó en el marcador de la manera más práctica, con un centro que Quiroga conectó de cabeza contra la red. En líneas generales, la idea que propuso el elenco de Gómez fue un juego directo, con la referencia de Quiroga arriba y la movilidad de Ambroggio y Coronel (dos apellidos que fueron de más a menos en este PT) en 3/4 de campo. Con el tanto la obligación pasó a ser de Instituto, que sí se aferró a la posesión, aprisionó a su rival contra su campo y en un largo pasaje no le generó inquietudes. Sin embargo, la postura defensiva de los mendocinos le otorgó tiempo y espacios a un conjunto cordobés que aprovechó a fondo la banda derecha con Graciani y a los 24´ igualó el juego, con un lindo tanto de Santi Rodríguez sobre el palo derecho de Finochietto. Posterior al gol, la lepra la pasó mal, en gran parte por la insistencia de su rival y por el otro, por la poca comunión con la pelota y la imprecisión en ofensiva. Instituto siguió sumando méritos y hasta tuvo el segundo en la cabeza de Arias sobre el cierre, pero no pudo volver a entonar el grito sagrado y se fue al entretiempo con la parda en el marcador.

En el complemento Independiente saltó al campo de juego con una postura más agresiva, con intensión de luchar la posesión. Del otro lado, la gloria mantuvo los parámetros, y a excepción de los primeros minutos, luego hizo lo que quiso con el esférico. Con más empuje que claridad, los de Bovaglio contaron con más peligrosidad a la hora de atacar y en un final anunciado, a los 25´ Instituto pasó a estar al frente del marcador, con el gol de un hombre no tan querido por el barrio. Fue Cucchi, ex Gimnasia de Mendoza, quién se hizo cargo de un tiro libre y estampó (con complicidad de Finochietto) el tan buscado 2-1. Antes del tanto la gloria había generado alguna que otra aproximación peligrosa, por lo que la ventaja era más que merecida. El cachetazo encontró una floja reacción de la lepra, que por más que propuso con el esférico, no le generó daños a Carranza. En líneas generales, no fue un buen partido de Independiente, el mejor momento pasó por pases largos a Quiroga, y una vez que Ambroggio y Coronel se desenchufaron, los de Gómez no volvieron a inquietar; al contrario, Instituto pudo concretar (un problema que acarrea desde hace un tiempo) y se llevó un triunfo merecido, porque insistió, creó situaciones y dio vuelta el marcador.

Con la victoria la gloria se suma al grupo de los lideres (juegan mañana) y mantiene el invicto. Del otro lado, Independiente volvió a caer, no encontró su mejor versión y quedó en mitad de tabla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.