LA FRAGATA FUE EFICAZ Y VENCIÓ A UN PINCHA SIN PUNTERÍA

Almirante Brown triunfó por la mínima ante Estudiantes de Buenos Aires.

FOTO DE PRENSA ALMIRANTE BROWN

El primer tiempo fue entretenido, contó con situaciones y se gritó un gol. Estudiantes de Buenos Aires salió a jugar como si estuviese en el Ciudad de Caseros, ya que apretó a la fragata contra su campo y generó varias situaciones claras como para sacar una larga ventaja en el marcador. El pincha avisó al segundo minuto con un disparo de Catriel Sánchez, que ingresando al área chica le rompió el travesaño al mono Martínez. El arquero mirasol debió volver a intervenir más tarde, en un mano a mano que le contuvo a Canteros a los 11´, y luego, a los 21´, achicó de buena manera nuevamente ante Canteros, que buscó el palo más lejano del guardametas y desvió su tiro por el palo izquierdo. Las ocasiones reflejaron el dominio que tuvo el elenco de Walter Otta, que manejó la pelota a placer y administró los tiempos del juego. Sin embargo, el que erra otorga, y la fragata, en la primera llegada en profundidad contra el área rival, marcó la apertura del marcador. Tras una gran conexión de toques, Chávez jugó para Fernández y el lateral asistió a Colombini, que en posición adelantada y frente a las narices de Monllor, empujó la pelota contra la red. Luego del gol la visita se pinchó, mermaron las situaciones y Almirante se fue al entretiempo con una sonrisa gigante.

El complemento fue mucho más parejo que la primera parte, los de Caseros ya no asfixiaron con la intensidad y la fragata creció en el terreno de juego. Aún así, en la paridad, el dueño de casa se mostró algo mejor que Estudiantes, reflejo de ello tuvo el 2-0 a los 16´, pero el juez le anuló el tanto a Chávez por supuesto off side (el cual no era, ya que el delantero estaba habilitado). Además del gol anulado, el mirasol pudo mantener la parsimonia en su campo (buen complemento de los zagueros), ya no sufrió las embestidas del pincha y sostuvo en mayor tiempo la pelota con el protagonismo de Núñez, eso sí, en lo que respecta a la generación hizo lo justo y necesario. El conjunto de Walter Otta amenazó los dominios de Martínez con menos frecuencia y menos potencia, a los 22´ Lonardi con un tiro desviado cerca del palo izquierdo generó lo más riesgoso desde el arranque del segundo tiempo. En general, estos segundos 45´ se disputaron a un ritmo más chato, no hubo tantas sorpresas y al momento de los cambios, ninguno modificó el pasar del encuentro. Finalmente, Almirante pudo mantener alejado a Estudiantes del mono Martínez, no logró estirar la ventaja en el área de enfrente y se quedó con un triunfazo para prenderse en las posiciones de arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.