JUSTA IGUALDAD EN LA ISLA MACIEL

San Telmo y All Boys empataron 1 a 1 en un partido con altibajos.

FOTO DE PRENSA SAN TELMO

El primer tiempo fue entretenido ya que los dos equipos intentaron vulnerarse y en el intento dejaron unos buenos 45 minutos. El candombero arrancó mejor con una postura más agresiva que su rival, aunque con el pasar del tiempo el albo se fue recuperando y emparejó el trámite. Las situaciones no pasaron a mayores, consistieron en disparos lejanos, cabezazos sencillos y centros complicados, pero poco en materia de peligro. Un testazo de Romat a las manos de Desábato, un tiro cerca del poste izquierdo de Pugliese, un remate de larga distancia de Brandán fue lo más destacado de la etapa. La profundidad fue algo a corregir para ambos, ya que al cabo de la media hora ninguno de los dos pudo efectivizar el intenso ida y vuelta. A los 31´ al visitante se le destapó la olla, Barrientos abrió a la izquierda para González, el pulga ejecutó un centro bajo hacia el corazón del área, la pelota se desvió en Romat y Brandán empujó sobre el segundo palo para poner el 1-0. Con el tanto los de “pepe” Romero se afianzaron aún más en la cancha y controlaron la ventaja hasta el final. Telmo no bajó los brazos, pero no pesó en ataque en dichos minutos restantes para que culmine la primera etapa.

En el arranque del complemento San Telmo salió en busca de la remontada, pero fue el albo quién tuvo la primera jugada de peligro, en un cabezazo de Soria que encontró la solida respuesta de Sultani. Con el paso de los minutos el candombero fue presionando a un All Boys que le cedió terreno, la pelota y se resguardó peligrosamente en su campo. La presión de Telmo no surgió el efecto inmediato esperado, ya que los de Clazón no estuvieron finos a la hora profundizar en el área rival. Sin embargo, mediante dos remates de pelota parada el dueño de casa fue sumando méritos, ambos impulsados por Santiago Nahuel. Con una postura más agresiva, pero sin poder ser concreto en territorio rival, San Telmo no pudo alcanzar el empate, lo que animó al blanquinegro a salir del fondo para controlar el balón lo más lejos de Desábato en los minutos finales.  Cuando parecía que el albo se llevaba el premio, apareció Graneros que de cabeza clavó el esférico contra el caño izquierda y puso el 1-1 definitivo.

La parda es justa, porque All Boys había logrado imponerse en el primer tiempo sin ser demasiado superior a su rival, más bien de la mano de la eficacia. En el segundo tiempo San Telmo mostró otra versión y al igual que su rival, con más empuje que con claridad, pudo igualar el encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.