GANÓ UN PARTIDO CHIVO Y SE ILUSIONA

El elenco de Fabián Lisa se impuso con justicia ante un CADU que reaccionó tarde. El rojo hizo un buen primer tiempo, administró en el ST y pasó sus sobresaltos en el último cuarto.

FOTO DE PRENSA TALLERES RE

El primer tiempo tuvo como protagonista a Talleres. El elenco de Remedios de Escalada tomó la iniciativa desde el primer minuto y fue empujando poco a poco al celeste contra su campo. De la mano de una gran jugada colectiva, el rojo encontró la apertura del marcador, con Marcos Lambert como su autor. Para alegría del local a los 22′ un rechazo fallido de Aquino culminó en el 2-0, que tuvo la firma de Pulicastro, quién forzó el error y desvió la pelota al destino de gol. Con la abultada ventaja los de Lisa mantuvieron la compostura, el orden y el dominio. Sobre el final, el albirrojo pudo marcar el tercero, pero en dos ocasiones el arquero visitante sostuvo el resultado.

Para el complemento Mostaza metió mano en el banco y le cambió la cara a CADU. Defensores salió más agresivo, pudo profundizar sus ataques y empezó a sumar méritos. Al ritmo de la mejora de la visita, Talleres se fue quedando y cuando parecía que el encuentro estaba controlado por los de Lisa, el celeste golpeó fuerte. A los 34′ y tras una guapeada de Velázquez, Ortigoza proyectó un centro pasado y Martín Giménez de cabeza puso el 2-1. El gol sacudió al rojo, que se repuso y lejos de cuidar el resultado, se propulsó a buscar el tanto de la tranquilidad. Ya en tiempo de descuento, el descontento por un flojo arbitraje llevó a la explosión (y expulsión) de Laumann y el final del juego.

Enorme victoria para Talleres, porque venció a un rival directo, porque realizó una buena performance y porque llega envalentonado al tramo final del Apertura. Palabras aparte para Juan Pafundi y su equipo arbitral, que no estuvo fino en algunas sanciones, sin ser determinantes en el marcador, pero si en el ánimo del equipo visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.