FUE SUPERIOR Y PEGÓ EN LOS MOMENTOS CLAVES

Justo José de Urquiza ganó el clásico por 2-1 siendo efectivo y seguro.

FOTO DE PRENSA UAI URQUIZA

No tuvo una gran posesión ni demasiadas llegadas, pero aún así fue justo vencedor. Si bien el descuento de UAI llegó como una complicación (’41 ST), a lo largo del partido sufrió poco. Sí, la visita tuvo dos o tres claras en el arranque del complemento como para empatar, aunque nunca generó esos espacios habituales que genera y dicho aspecto fue mérito del jota. Jota que Incluso pegó en momentos claves, inicio de PT y ’20 del ST, lo cual termina dictaminando su triunfo. Ahora suma 11 puntos y está quinto.

Poco a poquito el jota fue haciendo un buen primer tiempo. El arranque fue bastante parejo, ya que ninguno de los dos dominaba al otro y hasta volaban varios bochazos cruzados. Sin embargo, a los ’12 llegó el quiebre. Un mal pase en la medular de UAI y todo lo contrario por parte de Dubini, culminó con el 1-0 de jota. Luego de un salida en falso del furgón apareció Dubini para asistir a Montero y el 9, que gambeteó al arquero, marcó la diferencia. A partir de ese momento el propio equipo de Sagman creció y generó lo suyo con Jerez por derecha, siendo esta su mejor vía de ataque. En cuanto a la visita podemos mencionar una mayor tenencia pasados los ’30 y un tiro de Cerato que pasó cerca. Sin mucho más, cayó el entretiempo y el partido era parcialmente del dueño de casa.

De arranque y ya en el ST, UAI salió decidido y estuvo cerca de empatar. Sobre todo a los ‘6, donde Prim buscó el área con un buen centro y Treppo, que recibió un golpazo de Noce (penal no sancionado), la mandó al techo del arco. Y si la anterior había sido clara que queda para lo ocurrido a los ’16, cuando Vargas se encontró con un latigazo de su compañero Paredes pero el delantero no pudo empujarla increíblemente (abajo del arco). Ya a los ’19 llegó el primer aviso de esta etapa para el local mediante un gran bombazo de Ramírez. En dicha acción voló muy bien el arquero Mendive y salvó a UAI. Un minuto más tarde no pudo hacer nada, ya que Cavallera tomó un rebote tras el córner y le marcó el 2-0 con un cañonazo. Y como vino el gol del jota también vendría el descuento del furgón, quien con Di Fulvio marcó el 2-1 a los ’41 (la mandó a guardar tras una serie de rebotes en área rival). A pesar de ponerse a tiro, el propio equipo de Riveros tendría muy poco tiempo para ir por la igualdad, llegando más tarde el pitazo final y la victoria del celeste. Con dicho triunfo, los de Loma Hermosa se prenden con sus 11 puntos y esperan en la quinta colocación, mientras que los de Villa Lynch quedan con 9 en el octavo lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *