FIEL A SU LIBRETO BROWN VOLVIÓ A GANAR Y TREPÓ A LA CIMA

En un encuentro con polémicas y mucho roce, el tricolor se impuso por la mínima ante Deportivo Morón.

FOTO DE PRENSA BROWN DE ADROGUÉ

En el primer tiempo, y el partido en general, no se destacó el buen juego.  En la primera etapa ni Brown ni Morón pudieron hacer pie y sostener una idea, el gallo mostró una mejor cara ya que generó las situaciones más claras de la etapa, aunque no despilfarró fútbol y le costó bastante clarificar las ideas desde ¾ de campo hacia los dominios de Ramírez. Por su parte, el tricolor prácticamente no le produjo llegadas a Galván, que fue un espectador más en estos 45´. El conjunto de Vicó se paró firme en defensa y perdió crédito en la zona ofensiva, por lo que no tuvo chances como para arrimar el bochín. En el elenco del Oeste Gastón González tuvo las más claras, primero con un intento que Kippes salvó sobre la línea de su arco y luego con un disparo mordido, pero a quemarropas, que Ramírez tapó a puro reflejo. Más allá de las claras ocasiones, al primer capítulo le faltó más fútbol.

El complemento no fue muy diferente a la primera etapa, aunque tuvo como condimento los cuestionamientos arbitrales, dos expulsiones, un penal y por supuesto, el gol. El juego se mantuvo sin sobresaltos en las áreas, lo poco era de la visita, mientras que Brown se notaba más adelantado en el terreno, pero aún sin gravitar en ataque. A los 18´ el gallo quedó con uno menos por la roja a Coronel, producto de una doble amonestación por un codazo. Más tarde, sin generar riesgo, Nelson Sosa notó un agarrón de camiseta a Belinetz dentro del área y sancionó penal, el cual minutos más tarde Kippes no pudo convertir (elevó el disparo por arriba del travesaño). Con los ánimos caldeados la polémica siguió, en un tumulto, Jacobo Mansilla vio la roja en una decisión discutible del colegiado por la magnitud del castigo. Finalmente, cuando todo era un infierno y lo táctico, y el buen fútbol, ya estaban de lado, apareció Luciano Balbi para poner con un zurdazo desde afuera del área el 1-0. Tras el tanto, el “misio” Ramírez agrandó su figura tapando varias pelotas que tenían destino de red.

Gran triunfo para el Brown de Vicó, que sin generar demasiadas situaciones, fue eficaz en las que tuvo (salvando el penal a favor) y se llevó una victoria importante para estar en lo más alto de la tabla. Otro flojo arbitraje en la categoría, esta vez de Nelson Sosa, que no pudo llevar el orden del partido y erró varias sanciones, entre ellas no cobrar un penal para Morón (al animal López en la primera parte) y la polémica expulsión a Jacobo Mansilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.