ENTRÓ DISTINTO EN EL COMPLEMENTO Y LO DIO VUELTA

Luego de un PT flojo, Ferro mostró otra cara en el ST y ganó tres puntazos.

FOTO DE PRENSA FERRO

Instituto había empezado mejor, lo ganaba 1-0 pero en el segundo periodo cambió todo. Sí, desde el banco cambió todo, porque la dupla técnica de Ferro metió mano y se notó. No sólo las variantes fueron claves, sino que los titulares también realizaron una performance totalmente distinta en el complemento (como Aleo, Molina, Rodríguez) y por ello vencieron 3-1 en casa.

De arranque pegó primero la gloria. Luego de un inicio a puro ritmo y con Godoy ganando por derecha (tocó con Garro y fue a buscar), Instituto ganó un penal por el cruce de Sills frente al ex Argentinos Juniors. Justamente a los ‘5 y con un fierrazo de Vera Oviedo desde los once metros, el equipo de Vázquez cantó el 1-0 y se puso por delante. En cuanto a Ferro hay que mencionar los continuos bochazos cruzados para Gallardo (derecha), quien parecía ser un arma ideal para el mano a mano por su recorte hacia adentro. Sin embargo, lo mejor llegaba por parte de la visita, con la velocidad de Watson en la derecha o la movilidad de Garro por el centro. También podemos citar a Comachi, puesto que el nueve supo inventar un «jugadón» a pura gambeta que sólo detuvo el arquero Miño.

Llegó el segundo tiempo y llegaron los cambios en local. Y también algunas situaciones, porque a los ‘2 Molina se escapó por izquierda y Aleo, que recibió del anterior, remató apenas desviado entrando por el medio. Ya a los ‘6 y para hacer estallar el banco de la dupla, apareció Ellacópulos con un remate desde la puerta del área (recibió de la derecha, giró y tiró) que dictaminó el 1-1 en Caballito. Y como vino el primero de oeste también vino el segundo, el cual llegó tras un penal de Godoy sobre el mencionado Aleo. Molina, que tomó la pelota, cambió la falta por gol y el equipo de la dupla ganaba 2-1. Con dicho marcador, la otra vereda mostaraba decaimiento, ya que no era aquel Instituto del arranque de PT. Incluso quedaba expuesto en el fondo, aspecto que le pasaría factura. Es que a los ’23 y para liquidar el encuentro, apareció la conexión Molina-Rodríguez donde el nueve volvió marcar. Después del 3-1 Ferro supo planchar el partido y finamente se quedó con los tres puntos, mismos que le permiten sumar 32 y también ilusionarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *