FERRO CELEBRÓ CON MUY BUEN FÚTBOL

Oeste venció a Atlanta 1-0 pero sobre todo, con un juego muy pero muy bonito y súper ofensivo.

El partido en sí fue muy bueno, incluso Altanta también jugó un buen encuentro. Pero Ferro fue mejor, sin duda alguna. Y no tiene que ver con el resultado, sino por todo lo que generó y por las enormes conexiones que mostró de 3/4 de campo en adelante. Además, el gol fue un golazo, mismo que encontró a Torres (la figura), Giaccone y Díaz (autor del tanto).

Y este rendimiento del local se vio prácticamente toda la noche, pero en el primer tiempo con mucha más persistencia. Sí, allí se vio salida del fondo con claridad y mucha circulación fluida de 3/4 en adelante. Ojo, en la mitad del campo no hubo peso pero de ambas partes. De este aspecto sacaban provecho los dos, Atlanta con Bisanz en la izquierda (lo más atractivo del bohemio) y Ferro con toda su orquesta ofensiva. Dicha orquesta estaba dirigida por Mosca, aunque el ritmo lo imponía Torres (el n° 8 tocaba bien, corría por todos y estaba siempre en el lugar indicado). Además, la orquesta contó con las genialidades de Román, la verticalidad constante de Giaccone y la finalización de Díaz. Díaz que se fue lesionado, pero que dejó un verdadero golazo en este periodo.

En el segundo tiempo aquella orquesta del dueño de casa mermó, pero también es cierto que la dupla técnica empezó a guardar a ciertos jugadores. Al mismo tiempo es imposible dejar pasar el trabajo del bohemio, que empezó mejor durante esta etapa y por supuesto que fue culpable de la merma de Ferro. Y otra vez con Bisanz, que incluso metió una bomba que pintaba para el empate (tapadón del arquero Miño). Eso sí, cada vez que aparecían los volantes ofensivos de Ferro parecía llegar el segundo del propio Oeste. Segundo que nunca llegó, pero si llegó su victoria. La quinta victoria al hilo, misma que lo pone en el puesto n° 19 de la tabla (25) y devuelve la felicidad a Caballito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.