ERA DEL SANTO PERO NASTA RESCATÓ AL CRUZADO

San Martín de San Juan lo ganaba 2-1 y sobre el cierre el delantero puso el 2-2 agónico.

FOTO DE PRENSA DEPORTIVO MAIPÚ

El primer tiempo le sonrió a Deportivo Maipú, que se llevó la ventaja en los primeros 45´. El botellero arrancó mejor y para antes del cuarto de hora ya había generado al menos dos chances claritas de peligro, pero a partir de allí el santo empezó a llegar y emparejó las acciones en un encuentro disputado con intensidad, ritmo y dos buenas propuestas. Y es que ambos elencos no se guardaron nada, ninguno quiso ser menos que el otro y el protagonismo fue compartido. A los 26´ un error de la defensa de San Martín determinó la apertura del marcador, ya que Damián De Hoyos se hizo del balón, encaró al arquero y clavó su remate contra el caño derecho. A causa del golpe el conjunto sanjuanino estuvo perdido un buen rato, aunque tampoco bajó los brazos. Finalmente, la «macana» defensiva fue la mínima diferencia por la que el cruzado se fue al entretiempo con el 1-0, con justicia, porque las de mayor peligro fueron del local.

San Martín se puso rápidamente en igualdad en el comienzo del complemento. A los 4´ y con un golazo, Santiago González estampó la pelota contra el caño izquierdo desde afuera del área y marcó el 1-1. Con el gol, el que se envalentonó fue el conjunto verdinegro, que se mostró mucho más decidido que en los últimos minutos del PT, generó situaciones y no pasó demasiados sobresaltos en defensa. Y cuando parecía que el botellero se había recuperado, a los 22´ el santo volvió a pegar, esta vez de la mano de Matías Giménez y un gol memorable, donde el nueve se sacó de encima a cuanto marcador se le interpuso y ante Cozzani pinchó el remate. Con el triunfo en el bolsillo, el santo controló el resultado, asfixió los circuitos de juego del cruzado y afrontó el final con total tranquilidad. Sin embargo, a los 44´ el ingresado Bruno Nasta hizo delirar a su gente conectando un preciso centro desde la derecha (de Castelli) contra la red. Tras el tanto, no hubo mucho tiempo para más y el partido culminó 2-2.

El empate termina siendo justo si analizamos los 90´, ya que el botellero fue mejor en los primeros 45´, tuvo las más claras y el gol, y el verdinegro doblegó a su rival en el ST, dio vuelta (temporalmente) el marcador con dos golazos y no pasó sobresaltos más allá del empate agónico. El punto les sirve poco a los dos, ya que Maipú tenía la chance de acercarse a la zona de reducido, misma que también dejó escapar San Martín de San Juan. En la próxima fecha el cruzado visitará a Chaco For Ever y el santo recibirá a Quilmes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.