ENTRÓ CON TODO AL SEGUNDO TIEMPO Y LO DIO VUELTA

Con un complemento soñado Cañuelas dio vuelta la cita en Escalada y se llevó un muy buen 3-1.

FOTO DE PRENSA CAÑUELAS

Durante el inicio no empezó bien, le costaba amigarse con el balón y dividía bastante. Claro, entendía que ante el dominio de Talleres había que buscar de contragolpe y mediante la verticalidad de Sosa. Y la idea era buena, ya que el puntero izquierdo daba indicios de un buen mano a mano con Monge (lateral derecho de Talleres). Tal fue así que con el pasar de los minutos terminó siendo la llave, complicando al marcador de punta pero también al arquero local, quien tuvo que intervenir ante las embestidas del delantero. Eso sí, antes del cierre el albirrojo pegó primero. Tras un buen balón de Malvacio y un testazo de Aranda, que la peinó, apareció Pulicastro y clavó el 1-0 con un buen remate cruzado y de pique al suelo (ganó muy buen su duelo ante Trombetta).

Pero en el segundo periodo todo cambió repentinamente. Al primer minuto de juego llegó el empate con gol en contra de Nicolás Monserrat (tiro libre de Maraschi y cabezazo del jugador albirrojo). Y no fue el único, rápidamente y a los ‘5 cayó el 2-1. Que fue un golazo, donde aparecieron Ojeda, Cano, Maraschi otra vez y López, quien desde la medialuna la ubicó contra el palo izquierdo. Este resultado golpeó fuerte al dueño de casa, que intentó empatar al instante con mucha gente en campo rival. Sin embargo en esa búsqueda por la igualdad termina perdiendo el partido, ya que al tener el equipo predispuesto a atacar y con la defensa bien adelantada, paga caro un contraataque del tan mencionado Sosa y Cañuelas marca el 3-1 final por medio de Kruger (la empujó entrando por el centro). De esta manera el tambero se lleva una justa victoria, con un buen primer tiempo y un efectivo pero mejor segundo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.