EMPATE QUE FUE DE MÁS A MENOS

Nueva Chicago y San Martín de Tucumán igualaron cero a cero.

FOTO DE PRENSA SAN MARTÍN DE TUCUMÁN

El primer tiempo fue el más atractivo de los dos. Los equipos saltaron al campo de juego con las ideas claras, por un lado el dueño de casa, Nueva Chicago, jugó compacto y buscó ser lo más directo posible. Mediante dicha estrategia, contó con situaciones como para abrir el marcador, un remate de Cosi que pegó en el lateral del ángulo superior derecho y un mano a mano no de Miracco (producto de la presión), fue lo más destacado en el conjunto de Grelak. Por su parte, San Martín adoptó una postura más paciente, una posesión corta, con muchos pases en la zona de generación y la búsqueda de la precisión. El santo también tuvo sus oportunidades para romper el cero, tuvo un buen intento de Escalante que tapó Taborda y además un interesante remate de Cano que el arquero volvió a destimar. Sin lucirse, ambos equipos hicieron divertido estos primeros 45´ y elevaron la vara para el segundo tiempo, ya que mismo en el PT podría haberse abierto el marcador.

Sin embargo, el complemento fue bastante flojo. Chicago salió a jugar con una postura mucho más defensiva que en la primera mitad y eso notó, ya que San Martín por más que intentó clarificar con la pelota, no encontró espacios más allá de 3/4 y perdió toda precisión. Sin sobresaltos, el segundo tiempo se mantuvo chato, opaco y con poco para destacar; el torito hizo su negocio, ya que le prohibió el paso a un difícil ciruja, mientras que el elenco de De Muner se vio complicado para ingeniárselas entre tanta gente verdinegra. Sobre el final hubo alguna que otra situación, más que nada por el desorden que causo el cronometro, aunque todo quedó allí y fue más empuje que otra cosa. Finalmente, Nueva Chicago y San Martín compartieron un punto, que sirve para mantener el rumbo en un torneo tan largo como lo es esta Primera Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.