EL SOJERO FUE EFICAZ EN EL COMPLEMENTO Y VENCIÓ A LA LEPRA

Agropecuario derrotó por 2 a 1 a Independiente Rivadavia en Carlos Casares.

FOTO DE PRENSA AGROPECUARIO

La primera parte fue repartida en cuanto a merecimientos, arrancó mejor el conjunto visitante, mientras que el sojero se recuperó con el pasar de los minutos y dejó una impresión positiva en los pasajes finales. Tras un comienzo parejo, donde ambos equipos se repartieron la pelota, el primero en avisar fue el dueño de casa, con un remate de Enzo Silcan que no complicó a Finochietto, pero fue un buen intento. Más allá de que Agropecuario tuvo la primera, Independiente pasó a tener las mejores ocasiones, producto de la iniciativa y la posesión del balón. A los 17´ Franco Coronel generó una de las chances más claras, la cual consistió en un disparo alto que Barlasina despejó al córner con una volada monumental. Más allá de otras oportunidades, la lepra marcó unos buenos 20´ – 25´ presionando a su rival y no dejándolo jugar, a la hora de atacar pecó de imprecisiones y por momentos abusó del remate de media distancia. Ingresando en el último cuarto de hora, el elenco de Diego Osella se recuperó, volvió a retomar la posesión y empujó hacia los dominios de Finochietto en busca de la apertura del marcador. En relación a esto último, a los 33´ Brian Blando estuvo cerca del gol, con un tiro libre que llegó a desviar el arquero leproso sobre el palo izquierdo. Sin muchas más situaciones, el encuentro se metió en el entretiempo.

El complemento fue el más entretenido de las dos etapas, ya que hubo goles. Agropecuario arrancó notablemente mejor y en los pasajes iniciales tuvo a maltraer a Independiente Rivadavia, que mostró una cara nada parecía a lo que había sido el primer tiempo. En ese buen momento, el sojero sacó diferencias en el marcador, a los 16´ Brian Blando anotó de penal (falta cometida a Dening) el 1-0 parcial y a los 28´ fue el propio Dening que, tras recibir la asistencia de Matías Fritzler, acomodó su remate contra la red y abultó cifras. Ya en el segundo tanto, el dueño de casa no era tan protagonista y las acciones eran repartidas en ambas áreas. Así, con eficiencia en la zona de definición, los de Osella sacaron una importante ventaja y con el transcurso del cotejo se retiraron a su campo para cuidar el resultado. Ante la postura conservadora de Agro, la lepra empujó con todo y a los 31´ marcó el descuento, en una jugada donde Quiroga se la bajó a Ambrogio y el diez la mandó a guardar. El gol envalentonó a los dirigidos por Gómez, que sobre el cierre chocaron con dos pálidas, la expulsión de Freytes y Perales. Ya con diez hombres se le hizo cuesta arriba a Independiente y con nueve prácticamente perdió las chances de empatar. Finalmente, el juego culminó y los tres puntos quedaron en manos del sojero.

Gran victoria para Agropecuario, que sigue remontando en la tabla de posiciones y empieza a acomodarse en el lotes de los aspirantes al reducido. Del otro lado, segunda derrota al hilo para Independiente Rivadavia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.