EL SIETE DEL LOBO VOLVIÓ A LUCIRSE

Leandro Ciccolini brilló en la tacita de plata y asistió en los tres goles.

FOTO DE PRENSA GIMNASIA DE MENDOZA

Gimnasia de Mendoza va encontrando un funcionamiento óptimo y comienza a cosechar buenos resultados. La radiografía de ello fue la victoria del pasado domingo ante su homónimo de Jujuy (3-0). Además del notable rendimiento del equipo en conjunto, sobresale una pieza que pica en punta y que ya es clave en el juego del elenco de Marcogiuseppe. Es el siete, Leandro Ciccolini (26), que en el duelo ante Almirante Brown marcó el tanto de la victoria y ante el lobo Jujeño descolló con tres asistencias.

El ex San Miguel tuvo un buen primer tiempo junto a Diego Ortegoza, autor del primer tanto y que recibió de Ciccolini en la previa. En el complemento se volvió a lucir asistiendo en el segundo gol a Santiago Solari (con un preciso centro pasado) y cediéndole el tercero a Mariano Barbieri, tras una serie de gambetas en el área. Además de las cesiones, el atacante fue importante a la hora de jugar, ya que tuvo claras las ideas, ganó en el mano a mano y se mostró preciso con los centros y pases de gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.