EL SANTO PISÓ FUERTE EN MADRYN Y SUBIÓ A LO MÁS ALTO

San Martín pudo desplegar su juego en el sur y se trajo a Tucumán unos valiosos tres puntos.

FOTO DE PRENSA SAN MARTÍN TUC.

San Martín de Tucumán sumó de a tres en su visita a Puerto Madryn. Si hubo una etapa en la que el equipo comandado por Pablo De Muner se sintió cómodo, ese fue el primer tiempo. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos el dueño de casa, Deportivo Madryn, no contó con más de una aproximación de peligro, recién al arranque con un remate cruzado de Jeldres. Más allá de ese intento, los dirigidos por Pancaldo no tuvieron prácticamente vértigo en ofensiva. Por su parte, el santo se hizo de la pelota, con Tino Costa como conductor, y controló el juego, utilizó el ancho y largo de la cancha, arriesgó metiendo gente en cantidad en ataque y cuando se sintió a gusto empezó a generarle riesgo a su rival. Larralde tuvo la primera de peligro, en un disparo que exigió al máximo la respuesta de Ojeda; más tarde Sansotre se animó a encarar para adelante y sacó un potente remate que encontró la respuesta del uno local. Finalmente, y con los méritos necesarios, el ciruja pudo abrir el marcador de la mano de Jourdan, en lo que fue un golazo por la seguidilla de toques y que tuvo a Sansotre como asistente.

El complemento empezó a gusto y placer de la visita, y terminó con un Madryn más agresivo e internado en campo rival. En la primera parte el santo hizo más de lo mismo, controló la pelota, siguió apostando y sumando merecimientos para abultar el marcador, y lo pudo cumplir mediante otro golazo. A un toque, Larralde conectó con Tino, Costa se la devolvió y el volante cedió un preciso centro a Lucas Cano, que sin desentonar, disparó a la red también de primera. La necesidad de descontar, la salida de Tino Costa y el ingreso de Brian Fernández propulsaron al Deportivo Madryn a ir para adelante. Con más empuje que claridad, los de amarillo y negro fueron acercándose a los dominios de Sand (todavía sin generarle peligro) y por la vía aérea lograron el gol. Fue el marcador central Mansilla quién puso la testa tras un tiro libre de Marinucci para estampar el 2-1. Posteriormente, los de Pancaldo apretaron a un San Martín con una notable merma en la producción de juego, sin su conductor y con poca tenencia en ataque; Madryn aprovechó eso y arremetió por la parda. Finalmente, los de casa no lograron su cometido, el ciruja pudo resistir el empellón y se quedó con los tres puntos, que lo dejan como líder junto con All Boys.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.