EL LOBO FUE SÚPER EFECTIVO

Gimnasia de Mendoza venció 2-0 con justicia a Estudiantes de Río Cuarto.

FOTO DE PRENSA GIMNASIA DE MENDOZA

El primer tiempo fue de menor a mayor. Ambos equipos arrancaron con cierta parsimonia en el juego, intentaron desplegarse a lo largo del campo y protagonizaron un ida y vuelta sin situaciones. Así, los primeros pasajes pasaron con poco para destacar, nada en las áreas pero buenas intensiones. El primero en llegar con peligro fue Estudiantes, con un remate de Reynaga que pasó cerca del ángulo izquierdo. El próximo arribo serio terminó en gol y fue de Gimnasia, que con un remate de Joaquín Varela (tras la salida de un córner) que se clavó contra el caño derecho de Bigo puso el 1-0. Tras el tanto el lobo pudo encontrar mayor claridad, con ello profundidad, y justificó la ventaja parcial con otras aproximaciones.

En el complemento Gimnasia de Mendoza golpeó rápido y amplió la ventaja. A los 4´ Ortegoza asistió de gran forma a Santiago Solari, que con total seguridad empujó el balón contra la red. Tras el tanto el lobo buscó mantener a Estudiantes lejos de la valla de Giménez y lo logró en gran parte de esta segunda etapa, ya que pasó pocos sobresaltos en su área (prácticamente no tuvo chances en su contra). El león dejó una imagen pálida a lo largo del encuentro, se mostró mejor en el primer tiempo y en el segundo no pudo responderle con ocasiones a su par mendocino. Las más claras de esta etapa fueron del lobo, que sin ser una maquina arrolladora supo pegar en los momentos justos y luego administró la ventaja ante un rival que nunca le encontró la vuelta al partido. Además, a los 44´ Santiago Zurbriggen vio la roja.

Otra importante victoria de Gimnasia, para sumar en la tabla y adentrarse más en la zona de reducido. Sin ser un equipo arrollador, el lobo golpeó en los momentos justos y mereció el premio que se llevó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.