EL LOBO FRENÓ A LA BANDA EN JUJUY

Gimnasia justificó el triunfo con un buen complemento.

FOTO DE PRENSA GIMNASIA DE JUJUY

En un duelo importante para la zona alta de la tabla, Gimnasia de Jujuy pudo imponerse ante Guillermo Brown en la tacita de Plata. En líneas generales, el elenco conducido por Molins mereció el triunfo, pero se encontró con la ventaja en un primer tiempo donde el que estaba mejor era la visita. Así es, sin dominarlo futbolísticamente, la banda generó las pocas chances de peligro que hubo en esta etapa; los comandados por Yllana se acomodaron en el terreno y aprovecharon lo largo que le quedaba el campo al conjunto local. Sin embargo, el dueño de casa jugó la carta de la contundencia y primero con un cabezazo de Arguello y luego con una exquisita definición de Esteban González (una de las figuras del juego) sacó ventaja por duplicado, en lo que de momento parecía una exageración para un encuentro donde no pasaba nada.

La mejor versión del lobo se vio en el complemento. Gimnasia no se llenó de situaciones, sino más bien, supo jugar con inteligencia y se resguardó en su territorio para no sufrir zozobras en defensa. Al conjunto de casa esto le salió bien, ya que en cuestión de minutos, y sin generarle riesgo, Guillermo Brown hizo el gasto y mermó su ritmo. El albiceleste disputó gran parte del segundo tiempo sin pasarla mal abajo, en un tramite que se fue volviendo chato, donde la banda insistía, ya con más empuje que claridad, y los de casa mantenían el orden y la compostura. Pese al buen trabajo, el portuario pudo descontar sobre el final (Agustín Colazo) y le añadió picante al cierre del juego; fue el pasaje del segundo tiempo donde peor la pasó Gimnasia. De todas maneras, en la última jugada del partido Muné ganó un penal insólito de Facundo Rodríguez y Leandro González estampó el 3-1 final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.