EL JOTA Y EL MATE QUEDARON A MANO

Justo José de Urquiza y Argentino de Quilmes igualaron cero a cero; cada uno dominó un tiempo, por lo que el punto es justo.

FOTO DE TERRITORIO MATE

El primer tiempo comenzó parejo, con dos buenas propuestas por parte de los equipos y sin demasiado para destacar en las áreas. En el Roque Martín, tanto el jota como el mate salieron a jugar con sanas intensiones, pero la falta de claridad en la zona de generación y el buen arranque de las defensas sostuvo el cero en el marcador. La primer llegada de peligro la tuvo Argentino, en lo que fue un remate desviado de Franco Sosa a los 10´. El delantero volvió a contar con otra chance (23´), aún más clara, donde tras una pifia de Mariano Díaz no pudo vencer en el mano a mano a Noce. El paso de los minutos no mostró una evolución juego, el jota siguió insistiendo con la pelota, el dominio de la misma y una conducción que se desdibujó en 3/4 de campo; mientras que el mate se sostuvo solido en defensa y a la hora de atacar fue directo, y contó con las pocas aproximaciones. A los 34´ Argentino volvió a avisar en los dominios de Noce, con un disparo de Franco Sosa que encontró la posición del arquero. Sobre el final, Urquiza le sacó mejor provecho a las bandas y se acercó al área de Vijande, fue el pasaje del encuentro donde más cerca estuvo de las narices del arquero. En líneas generales, la primera parte no estuvo mal, al celeste le faltó más profundidad y al elenco visitante terminar las jugadas. El equipo conducido por el «búfalo» dejó una mejor impresión, aunque no fue mucho más que su rival.

En el complemento Justo José de Urquiza reforzó su idea de protagonismo y empujó más para someter a su rival, con el esférico como herramienta y una idea más directa que en el primer tiempo. La presión que ejerció el conjunto local produjo que Argentino se repliegue, entregue metros y tome una postura más conservadora, ya con menos posesión del balón y organizado de forma compacta entre sus bloques. Insistiendo, a los 22´ Iglesias ejecutó un remate que no preocupó al guardametas visitante, pero reflejó la mejora territorial del jota. Con el paso de los minutos al celeste lo comenzó a apurar la urgencia, fue entonces que el elenco conducido por «pepe» Romero imprimió más intensidad y aumentó el volumen de jugadores en ataque, esto el mate lo vio con buenos ojos y generó sus chances mediante la contra. Dispuesto de ida y vuelta, el cierre del encuentro se disputó con mucho frenetismo. En tiempo cumplido, Campostrini tuvo la ocasión más clara de la tarde, la defensa del jota erró en la salida, el ingresado capturó el balón y ante la salida de Noce desvió su remate por fuera del palo izquierdo.

Finalmente, el gol quedó en deuda en un segundo tiempo algo más entretenido que el PT, donde el celeste hizo más desgaste y dejó una mejor impresión. Pablo Noce se destacó en el dueño de casa, ya que en la primera parte respondió sólidamente ante las situaciones que creó el club quilmeño; Franco Sosa fue lo mejor en la visita, por la constante presencia amenazante en ofensiva y por haber generado las principales chances de peligro del mate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.