EL JOTA LO DIO VUELTA Y SE SUBE A LA CIMA

El celeste leyó bien el partido, le ganó a un durísimo rival y por ahora lidera el torneo.

FOTO DE PRENSA JUSTO JOSÉ DE URQUIZA

Con un enorme laburo de la defensa y un gran trabajo de la mitad hacia adelante, sobre todo para concretar las situaciones de mayor riesgo, el equipo de Sagman se quedó con el partido. De la mano de Montero y Dubini, Justo José de Urquiza venció 2-1 a Flandria con justicia. Es cierto arrancó mejor (Nouet marcó el 1-0) e intentó mucho más, aunque sus búsquedas siempre fueron por la banda y en dicho sitio fue el local quien marcó la diferencia. Vale agregar, que este resultado deja líder al jota con 20 puntos y tercero a Flandria con 18.

De arranque Flandria pegó primero. Luego de una escapada de Henry por izquierda y un tiro en el travesaño de Trinidad, apareció Nouet para cantar el 1-0. Pero no le duró mucho, ya que poco tiempo después Diaz ganó por izquierda y Montero puso el 1-1. Los minutos pasaron y el canario se apoderó del juego, ganando por izquierda con Henry-Trindad y Bovone. Eso sí, aquella superioridad que hacía por la banda no la logró repetir por el centro, donde Solé e Ibáñez necesitaron de un compañero más. Del jota y como se esperaba, hizo un partido a lo “Sagman”. Marcando con firmeza en el fondo, obstruyendo en la mitad y aspirando a la velocidad de Jerez-Díaz (carrileros) y Vedoya (volante izquierdo) para el contraataque, el equipo local complicó al rival y cerró un buen PT.

Cayó el complemento y el canario nuevamente empezó mejor. No pegó como en el PT pero si insinuó bastante. El celeste también seguía con su itinerario, fuerte desde atrás y rápido para contragolpear con Jeréz por derecha y Díaz en la izquierda. Justamente con la trepada de uno de sus carrileros llegó el segundo. De la mano de Jeréz, que centró y encontró a Dubini por el centro, Justo José de Urquiza marcó el 2-1. Después de dar vuelta el tanteador el propio dueño de casa supo que hacer, jugar con los once jugadores en campo propio y su línea de cinco en línea. Y dicho método volvió a ser la clave, ya que si bien la visita tuvo situaciones claras, no pudo romper con su defensa. De esta manera selló un justo 2-1 y se quedó con tres puntos muy valiosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *