EL CIRUJA MEJORÓ SU VERSIÓN Y SE SUBIÓ A LA CIMA

San Martín de Tucumán venció en calidad de local a Almagro por 2 a 0.

FOTO DE PRENSA SAN MARTÍN TUCUMÁN

San Martín de Tucumán destacó sobre su contrincante en el primer tiempo. El elenco conducido por Pablo De Muner saltó al campo de juego con la misión de llevarse puesto al tricolor, y así lo hizo. El ciruja apretó durante los primeros minutos a Almagro, sumó aproximaciones de peligro y mantuvo la compostura en defensa (no pasó sobresaltos). Ante la inversión del santo en ataque, los de Perazzo intentaron buscar oxígeno mediante la contra, pero chocaron contra una última línea rival muy ordenada. Así, los tucumanos fueron sumando méritos, llenándose de situaciones y a los 24´ pudieron abrir el marcador, con un disparo de Sansotre que se desvió en Guzmán y se le filtró a Aracena en el palo izquierdo. Tras el tanto, el ciruja siguió empujando y solo por errores puntuales al momento de la definición, o incluso el último pase, los de casa no estiraron la ventaja. Pese a todo lo que generó, sobre el final San Martín cortó clavos, ya que Almagro contó con dos chances claritas para empatarlo. A los 42´ Mercano tiró una suerte de centro que Sand despejó sobre su primer palo y a los 43´, en una acción mano a mano, Da Rosa le erró al arco y desvió su intento por el caño izquierdo.

Para el complemento San Martín salió a jugar con el mismo libreto que en el primer tiempo. El ciruja presionó en los primeros minutos, pero esta vez no generó tanto peligro, mientras que el tricolor no inquietó en los dominios de Sand, pero adelantó metros. Con el paso de los minutos la posesión se fue desdibujando, el ciruja perdió ritmo y empezó a apostar en los errores de su rival o en la contra, vía que había adoptado el elenco de José Ingenieros en el capitulo inicial. Pasados los 20´ (e incluso unos minutos antes), el tramite se volvió parejo, Almagro pasó a dominar la posesión y el ciruja se refugió en su campo, en una postura peligrosa y muy parecida a la demostrada en su duelo ante Alvarado. A los 27´ el conjunto visitante pudo llegar con claridad, Mercado se escapó en profundidad, se enfrentó a Sand y a la hora de disparar le entregó el balón al arquero con un flojo remate. De todas formas, cada intento de Almagro tuvo su réplica por parte del santo, aunque les faltó claridad y precisión a ambos para vulnerar las vallas. Así, el tramite se volvió parejo, ninguno de los dos generó sobresaltos y el dueño de casa pudo mantener el resultado sin pasar muchos sustos. Cuando el partido no ofrecía mucho, a los 39´ Juan Miritello dijo presente y marcó un verdadero golazo para estirar la ventaja y traer calma en el ciruja.

Importante triunfo para San Martín de Tucumán, que cambió la imagen mostrada en Mar del Plata y quedó en lo más alto de la tabla junto a Guillermo Brown y Belgrano de Córdoba (partido en juego).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.