DOBLETE DEL “CHELO” Y TRES AL HILO

San Martín de Tucumán derrotó por 3 a 1 a Nueva Chicago en la Ciudadela y se ubicó a 2 puntos del líder.

FOTO DE SAN MARTÍN DE TÚCUMAN.

Por la fecha 23, San Martín de Tucumán recibió en la Ciudadela a Nueva Chicago. El santo tucumano se impuso en su casa y pese a que le costó mostrar una performance perfecta, pudo terminar el partido con una diferencia holgada en el marcador. En líneas generales, el ciruja mereció llevarse los puntos, generó más, buscó durante todo el cotejo ser el único protagonista y pese a sufrir un tanto, cuidó bastante bien la zona defensiva. Casi todos los goles fueron producto de horrores defensivos, en su mayoría intentos de despeje y un penal que pareció serlo (el juez también no sancionó un claro penal para el torito). Justa victoria para el ciruja, que quedó tercero con los mismos puntos que Tigre y a 2 del líder Almirante.

El primer tiempo arrancó prometedor. Los equipos se tomaron los primeros instantes para estudiarse y sin pedir permiso, a los 3´ la visita llegó con peligro mediante un remate de José Luis Fernández que se fue besando el palo izquierdo de Arce. El ciruja respondió con pocas pulgas y abrió el marcador. A los 5´, y tras una gran tapada de Minaglia, el juez sancionó penal para San Martín por una mano y un minuto después, Estigarribia puso el 1.0 con un disparo fuerte y al medio. El ciruja aprovechó el tanto para envalentonarse e imponerse a su rival desde temprano, con un buen circuito de pases en el medio y la premisa de tener la pelota y el protagonismo. A Chicago le costó encontrarse con el balón, pero pregonó salir de contra con un ataque directo. Al local no le costó para nada generar peligro en el campo rival, o por lo menos inquietar con mucha gente desde ¾ de cancha. A los 18´ Estigarribia tuvo otra ocasión clara con un cabezazo que el bueno de Minaglia pudo controlar. Con el paso de los minutos el torito se fue reponiendo del golpe y amenazó a ser algo más serio, pero no logró resolver el candado que el local le impuso en la mitad de la cancha. Por su parte, el elenco tucumano se sintió muy comodo con las limitaciones de Chicago y sin generar más situaciones de peligro, dominó a gusto y placer en la mitad de la cancha. Sin embargo, al equipo de De Muner la comodidad le jugó en contra, se relajó en defensa ante tan poca exigencia y a los 32´, y de manera insólita, le empataron el partido. En una jugada del torito con poca proyección, un mal rechazo de un defensor local dejó a Maziero mano a mano con Arce, el delantero le punteó la pelota al uno y definió en soledad ante la red. El inesperado tanto levantó a Chicago, que a los 37´ volvió a generar una situación de peligro (sin ayuda) mediante un remate desviado de Curima. El ciruja pudo reaccionar y a los 39´ tuvo un cabezazo de Sansotre tras un largo período sin visitar los dominios de Minaglia. Con el envión del final, el duelo mejoró pero rápidamente se metió en el entretiempo. 

Nueva Chicago saltó al campo de juego muy animado para disputar el complemento. En los primeros minutos, el elenco de Marchesi mostró una versión mejorada, pero no le alcanzó como para desequilibrar en el área rival. El primero en avisar con peligro fue el local, con un remate de Estigarribia que pasó cerca del palo izquierdo. Tras el susto, el partido tuvo su primera polémica, en el marco de una jugada ofensiva del torito, a los 8´ un hombre del ciruja barrió para despejar el riesgo y arrastró la pelota con el brazo. Todo Chicago pidió penal, sin embargo Rodrigo Rivero decidió no dar lugar a la queja e ignoró sanción alguna. Minutos después, Estigarribia aprovechó un cabezazo para atrás de un jugador del torito y tras ganar en la disputa, colocó su remate contra el caño izquierdo para poner el 2-1. El tanto enfureció a todo Chicago que pidió falta en la previa y se acordó del penal no cobrado. El gol animó al ciruja, que a base de intentos de su delantero estrella siguió llegando con peligro. A los 15´, en una ocasión triple, Minaglia le tapó el remate a Estigarribia, un defensor evitó en el rebote el gol de Imbert y en última instancia Diarte no pudo cumplir con su objetivo. Más tarde, a los 24´ Estigarribia elevó un cabezazo por el horizontal en otra chance importante. Para justificar aún más el resultado, a los 33´ el ciruja volvió a arribar al área del torito con peligro, primero Minaglia le atajó un disparo al ingresado Cano y en el rebote Herrera desvió grotescamente su intento. Con las situaciones de su lado, San Martín se dedicó a mover la pelota y no recaer en los errores del primer tiempo, el orden fue una herramienta fundamental en el equipo tucumano para no ceder espacios a su rival. Chicago se arrimó a los dominios de Arce a los 40´ con un disparo muy alto de Charpentier que se escondió detrás de los carteles. Con el rival totalmente entregado en ataque, Daniel González se escapó en una contra letal y ante la salida de Minaglia definió de una forma similar al segundo gol de Estigarribia, poniendo el 3-1 contra el caño izquierdo. Con el duelo liquidado, no sucedió mucho más en el tramite y finalmente Rivero le puso el cierre al encuentro. Triunfo importante de San Martín ante un rival que metió más ganas de lo que aportó desde el juego. 

Síntesis:

San Martín (T): Arce; Sansotre, M. Martínez, Pellerano, Diarte; Ballini; Vella, Chávez, Imbert; Estigarribia y Sinisterra. DT: Pablo de Muner.

Nueva Chicago: Minaglia; Curima, Lettieri, Fleita, D. Martínez; M. Fernández, Correa, J.L Fernández, Esposito; Maziero y Vázquez. DT: Walter Marchesi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *