DEPORTIVO RIESTRA SE AFIANZA EN EL INICIO Y ASPIRA A LO MÁS ALTO

El «malevo» mostró una interesante performance y cosechó resultados positivos que lo alojan en la parte alta de la tabla.

FOTO DE PRENSA DEPORTIVO RIESTRA

Tras cinco fechas disputadas la Primera Nacional empieza a tomar color, la tabla comienza a configurarse y de a poco los equipos de la zona alta van tomando distancia del resto. Justamente, en el lote de arriba se encuentra Deportivo Riestra, quién con un buen arranque e interesantes números, se prende a las primeras posiciones y genera ilusión en su gente. El blanquinegro se ubica en la cuarta ubicación y a dos unidades del puntero Belgrano, se mantiene invicto desde que dio comienzo esta nueva temporada y además presenta un dato no menor, que es que le convirtieron un solo gol en lo que va del campeonato.

La ilusión de Riestra no pasa meramente por un resultado. El elenco conducido por Guillermo Duró se presenta en todas las canchas con una idea de juego, la cuál perdura fecha a fecha y esto se observa en el campo de juego, ya que el equipo se mueve en armonía con un sistema aceitado y que da sus frutos. El malevo apuesta a una defensa fuerte, con un bloque férreo de defensores y un mediocampo solidario para compactarse en los momentos necesarios. Pero la propuesta del elenco de Pompeya no pasa solamente por defenderse con uñas y dientes, ya que a la hora de recuperar el balón, los de blanco y negro tienen claro los destinos del mismo, y es que tras hacerse de la pelota, el blanquinegro es lo más directo posible, jugando para Acuña en la mayoría de los casos o apuntando a Gustavo Fernández para que genere peligro mediante la contra.

En relación a esto último, el malevo no es un equipo goleador (presenta 5 goles a favor), sino más bien apunta a la contundencia en el área rival y a la efectividad como arma principal para golpear a sus contrincantes en momentos adversos, como se ha visto ante Atlanta, San Martín de San Juan, o incluso en el último duelo versus Chaco For Ever, en el único partido de esta temporada donde le convirtieron un tanto a Vega. Es así, que Riestra se aprovechó de los defectos de sus rivales y pega antes que su rival, lo que le genera un ambiente más cómodo, ya que compactado y en su campo, el blanquinegro no sufre demasiado peligro.

En relación a nombres, por más que esto recién arranca, algunos jugadores empiezan a picar en punta en el malevo. Por un lado, están los importantes de siempre, como Matías Vega en el arco, Gustavo Benítez siendo referencia en la defensa y Walter «cachete» Acuña comandando el ataque y representando lo más peligroso, en la posición de enganche. Pero tampoco se puede dejar pasar a Villoldo, Baranosky, Murillo y Goitía, de buena labor en defensa y que conforman la base del orden que promulga Duró; Pereyra, Goya e Insúa en el medio, acoplándose en el sector defensivo cuando es necesario o llevándole la pelota a «cachete» Acuña para propulsar la ofensiva; y sin lugar a dudas el goleador Gustavo Fernández, de buen presente, mortífero en el área, guapo para moverse en los alrededores y con un sentido de ubicación para las contras importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.