DEPORTIVO MADRYN LLEGA AFILADO AL CLÁSICO

El aurinegro venció a Chacarita en San Martín y el miércoles recibirá a Guillermo Brown en el duelo de la ciudad.

FOTO DE PRENSA DEPORTIVO MADRYN

Deportivo Madryn festejó un importante triunfo en lejos de casa, que le viene como anillo al dedo por la cercanía del clásico. El elenco dirigido por Ricardo Pancaldo hizo su partido, tuvo un primera mitad donde cedió protagonismo y espero en su campo atento a la reacción de Chacarita; y luego una segunda parte donde golpeó en los momentos importantes y custodió el resultado sin pasar demasiados sobresaltos.

En el primer tiempo Chacarita se mostró mejor. El funebrero fue de menor a mayor, ya que en los minutos iniciales el Deportivo Madryn intentó imponerse, robando metros del campo y luchando en la mitad de la cancha. Esa disputa no duró mucho y con el paso del tiempo la pelota pasó a ser absolutamente del dueño de casa, que con un Blanco intermitente, un Rodrigo González vertiginoso por izquierda y la presencia de Fredes, empujó para adelante y fue encerrando a su rival contra su campo. El aurinegro leyó la maniobra del tricolor, se compacto en su territorio y apostó a algún contrata que y la pelota parada, que fue la vía por la cuál inquietó. En su evolución, los dirigidos por Centrone generaron las situaciones más peligrosas en los pasajes finales del juego, contando al menos 3 chances claritas con las que el funebrero dejó asentado que estuvo mejor y que mereció algo más. El gran problema para Chaca en esta primera mitad fue la concreción/contundencia, ya que se mantuvo firme abajo, movió bien la pelota en el medio, agilizó el ataque cuando tuvo que hacerlo y a la hora de definir o entregar el último pase, se comportó impreciso. Madryn defendió más de lo que atacó (saltó al campo con un once alternativo) y cuidó el empate hasta el descanso.

Para el complemento el Depo saltó al campo de juego a comerle la posesión a su rival, lo que desordenó a un Chacarita que sin la pelota no pudo gravitar en estos instantes iniciales. El aurinegro mantuvo en esos primeros pasajes el dominio del esférico (destacada actuación de Recalde), alejó el partido de su campo y se animó a intentar desequilibrar en terreno contrario, reflejo de ello a los 6´ Rosso evitó una situación clara de Zuñiga mediante un agarrón dentro del área que el juez no juzgó como falta (decisión errónea, ya que la sujeción fue evidente). Cuando estaba mejor y no la pasaba mal en defensa, Madryn pudo romper el marcador, de la mano de la pelota parada y con un cabezazo del defensor Cristian González (21´), que ya había avisado en el PT. Minutos después, el aurinegro extendió la ventaja por otra vía previamente utilizada, y es que a los 25´ el elenco chubutense ejecutó un contragolpe letal que culminó Emiliano López contra la red. Ante un funebrero desordenado, fuera de sí y sin haber inquietado a lo largo del segundo tiempo, el Depo replegó sus líneas, se compactó y le cedió protagonismo a su rival, con la mente puesta en sostener la ventaja. El tricolor de San Martín no encontró los caminos para responder el cachetazo (se vio una desmejorada imagen del conjunto de Centrone) y finalmente los de Pancaldo se llevaron el premio.

Con este triunfazo, Deportivo Madryn llega al clásico de la mejor manera, con tres puntos abajo del brazo y en la sexta ubicación. Además de la victoria vale mencionar el buen momento que atraviesa el aurinegro, ya que mantiene un invicto de tres partidos, habiendo ganado dos en los últimos tres encuentros (el pasado sábado ante chaca y en la fecha 4 vs Defensores de Belgrano). En cuanto a los números de local, el conjunto de Ricardo Pancaldo sorprende, dado que desde la primera fecha el Depo no gana en casa (cayó ante San Martín T en la 3ra y empató ante Brown A. en la 5ta). Sin dudas, en el duelo del próximo miércoles a las 16 horas, el aurinegro buscará hacerse de la victoria ante su histórico rival y escalar a la primera ubicación (actualmente está a dos puntos de los líderes).

Del otro lado de la vereda, Guillermo Brown también merece su espacio. El conjunto dirigido por Andrés Yllana no obtuvo un buen resultado el pasado sábado, en lo que fue empate cero a cero ante Deportivo Morón, por lo que buscará afirmarse en el Abel Sastre y quedar en lo más alto de la tabla. La banda viene en levantada tras un torneo anterior donde no fue un equipo protagonista y en lo que va del arranque de este torneo se encuentra compartiendo la punta con el ciruja y el pirata, con posibilidades de estirar su estadía en lo más alto. Hay que recordar que, de seis encuentros el portuario ganó 4 (empató uno y perdió el otro). Es así, que de la mano de jugadores de gran actualidad como el «pampu» González y Cristian García, y la experiencia de Martín Rolle y Federico Mancinelli, entre otros, intentará pisar fuerte en la casa del vecino y alargar la convivencia con la punta. Si de números se habla, Brown mantiene un invicto de tres cotejos y venció en dos de los tres duelos que disputó como visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.