DEJÓ LOS PUNTOS EN CASA Y QUEDÓ CERCA

Gimnasia se hizo fuerte en Jujuy, venció por 2 a 0 a Instituto y se aseguró 3 puntos claves en la lucha de la Zona B.

FOTO DE GIMNASIA DE JUJUY

Por la fecha 25, Gimnasia de Jujuy recibió en la Tacita de Plata a Instituto de Córdoba. El elenco jujeño hizo un partido correcto y se llevó su premio. Los dirigidos por Arnaldo Sialle exprimieron al máximo las situaciones en un primer tiempo chato y lograron ponerse en ventaja en una jugada conjugada por Ortigoza y terminada por López. En el complemento el lobo aprovechó la desatención de la gloria en defensa y abultó cifras con un golazo de Ortigoza. Al elenco de Alta Córdoba le faltó ser más claro en los metros finales y ser contundente en las chances que tuvo. Con el triunfo, el lobo quedó ahí nomás de los líderes de la zona B, mientras que la derrota hará pasar horas muy duras al albirrojo. 

El primer tiempo comenzó con movimientos interesantes de ambos equipos. Fue Instituto el que propuso ir a buscarlo en primera instancia, se arrimó a los dominios de Otarola pero no dejó chances destacables. El lobo fue de menor a mayor y mediante el ataque directo generó inquietudes en la defensa visitante, con remates lejanos y balones aéreos. Así, con buenas ideas y mejores despliegues, a los dos les faltó ser más determinantes en los metros finales para darle una conclusión a sus intenciones, lo mejor de la gloria pasó por izquierda con Garro y lo más interesante del local sucedió bajo la tutela de Ortigoza. A partir de los 20´ el partido desmejoró notablemente, el buen ritmo que venían manteniendo ambos elencos se cayó y el trámite se volvió burdo. Con imprecisiones de por medio, ninguno pudo establecer sus intenciones en el campo, el dueño de casa progresivamente le fue quitando la pelota a su rival y con ello emparejó lo único en lo que ganaba la visita, la posesión. A los 35´, cuando no había un merecedor y los dos no pasan del cero, el lobo dio en la tecla y golpeó en el marcador; Ortigoza se las arregló para disparar al arco, el intento se desvió y como último hombre por el segundo palo, Diego López empujó el esférico contra la red. Sin ser superior, los de Sialle lograron romper la muralla del empate y se fue al entretiempo con una ventaja justificada por el hecho de haber golpeado. La gloria tuvo sus mejores situaciones tras el cachetazo, un remate que Lencina sacó sobre la línea de su arco y un tiro libre de Garro que Otarola logró despejar con una gran tapada. 

El complemento comenzó con el juego prácticamente centrado en el campo del lobo, con la gloria apretando y el local compactado, aguantando el resultado. A los de Vázquez les costó traspasar más allá de los ¾ de terreno y para colmo siguió sufriendo las réplicas de su rival, como a los 16´ con un disparo de Leandro González que pasó cerca del ángulo izquierdo. Sin pasar sobresaltos, Gimnasia logró salir poco a poco de su campo y se instaló en la mitad de la cancha, donde le complicó las cosas a Instituto. Ante la dificultad de avanzar metros, la gloria insistió en la búsqueda con pelota dominada, con prolijidad y sin pelotazos. Pese a que los de Córdoba habían logrado estabilidad defensiva, a los 28´ el lobo se aprovechó de un ataque furibundo y con un golazo de Iván Ortigoza aumentó las cifras en 2 a 0. Con más apuro que en los instantes previos al golpe, la gloria aceleró notablemente el tranco, dejó la tranquilidad y la prolijidad de lado y se propuso meter la pelota dentro del área rival por todos los medios posibles. Al mismo tiempo que se sobreexitó en ataque, empezó a dejar espacios en defensa, que los de Sialle no dudaron en explotar.  Finalmente, ni Instituto pudo revertir la situación, ni los de casa pudieron abultar aún más el marcador. Gran triunfo para Gimnasia que trepó a la quinta plaza y quedó a 4 del líder Barracas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *