CON DOS GOLAZOS SE ACERCÓ A LA PUNTA

Los Andes venció sin sobresaltos a Deportivo Armenio por 2 a 0 y quedó a tiro del líder Flandria.

FOTO DE LOS ANDES

Por la fecha 7, Los Andes recibió en el Eduardo Gallardón a Deportivo Armenio. El milrayitas consiguió un triunfo importante para seguir metido en la pelea, no jugó un partido de 10 puntos, pero aprovechó la superioridad numérica y golpeó por duplicado mediante dos golazos (Cañete y Maldonado). Al elenco de Salomón le costó generar situaciones y su producción de ocasiones se pudo contar con los dedos de una mano, pero la expulsión de Álvarez en la primera parte les facilitó jugar a su ritmo y con sus reglas. Por la comodidad que impuso, por que tuvo más chances, aunque pocas, y porque convirtió bajo los tres palos, Lomas justificó la victoria. Armenio hizo un juego aceptable, supo defender por varios minutos con 10 hombres el cero a cero, pero cuando quedó en desventaja se le quemaron los papeles.

Tanto Los Andes como Deportivo Armenio se tomaron los primeros minutos para medirse y no generaron tanto en materia de situaciones. El tricolor tuvo una de sus primeras insinuaciones con un remate de Risso Patrón al minuto de juego, más tarde Álvarez quiso complicar a Casas y de tiro libre ejecutó un disparo centrado y sencillo para el uno.  Pese a tener un esquema bien ofensivo, el milrayitas se sintió más cómodo con la posesión del esférico y pregonó la calma para jugar al pie y seguro. Por su parte, Armenio armó sus ataques de forma directa, sin escatimar tiempo en retroceder y concentrar el balón. A los 12´ Herrera tuvo la más clara para la visita, el 11 guapeó contra Cañete y sacó un remate que solo por el desvío en Lugarzo, se fue cerca del palo izquierdo. En la respuesta, y como primera acción interesante del local, a los 13  López asistió con un centro a Ortigoza, que de cabeza elevó su remate por el horizontal. El partido sufrió un gran sobresalto a los 17´, no se trató de un gol, ni de una ocasión, sino que fue la expulsión de Leonel Álvarez, que tras un planchazo a la cara de Cañete vio la roja directa y se retiró a las duchas. Con el hombre de menos los de Piriz Alves se compactaron en su campo y apostaron a una postura conservadora, para tapar fisuras y no dejar espacios a su rival. A Los Andes no le fue fácil progresar en el territorio tricolor y a base de la tenencia, la paciencia y algún que otro intento individual, buscó empezar a sumar méritos. Para cantar cartón lleno, Risso Patrón debió salir de la cancha en la visita por lesión. Con sus formas, Lomas pudo generar sus chances, poco claras y todas protagonizadas por remates lejanos; a los 28´ con un disparo alto de Ortigoza y a los 30´con un tiro de Turraca sobre la medialuna del área que pasó cerca del poste izquierdo. El cronómetro siguió su rumbo, los minutos pasaron y al dueño de casa le costó romper el orden defensivo de un Armenio firme y con pocos sustos en el global de la primera parte. Ni la tenencia, ni el dominio en el trámite le sirvieron a un Los Andes austero en cuanto a situaciones, que no supo encontrarle la vuelta a la muralla defensiva del rival y lo que generó lo hizo desde remates lejanos. Todo eso cambió sobre el final de la primera parte, más específicamente a los 46´, cuando mediante un disparo desde afuera el local pudo abrir el marcador. En la previa López estampó un cabezazo en el palo y en la continuación de la jugada, un rebote le quedó a Cañete, que en el borde del área y de emboquillada colocó el balón contra el palo derecho (cuasi ángulo superior). Con un tanto de otro partido, el milrayitas pudo sacar la ventaja que tanto buscó y se fue al entretiempo con una sonrisa. 

Naturalmente, Deportivo Armenio emprendió el complemento con una postura más agresiva. Con la obligación de ir a buscar el empate, Víctor Piriz Alves ordenó adelantar metros, pero mantener las líneas compactas, para sostener un equipo corto que no deje espacios. El trámite fue muy similar al de la primera parte, aunque esta vez sin un dominio hegemónico del milrayitas. Las situaciones brillaron por su ausencia, mientras Armenio se desgastaba intentando, primero con la iniciativa y luego desde la contra, y Los Andes seguía tocando en la mitad de la cancha, con tranquilidad y sin necesidad de apurar el tranco. A medida que al tricolor le urgió arriesgar más en ataque, los de lomas se apretaron las manos y de a poco empezaron a dilucidar las contras. Pese a tener un hombre más, el milrayitas no hizo la diferencia y compartió la misma cantidad de ocasiones claras que su rival en este segundo tiempo, ninguna. Del elenco de Ingeniero Maschwitz solo se pudo destacar las ganas, el esfuerzo y el sacrificio por ir a buscarlo en inferioridad numérica, pero no generó chances como hacer dudar a su rival. Los minutos pasaron, 25´ sin situaciones, 30´ sin situaciones y el cotejo ya era aburrido. En una acción aislada, la visita asustó a Casas con un tiro que pasó muy cerca del palo izquierdo y que dejó atónito al arquero. Más allá de eso, el encuentro no atravesó otros momentos entretenidos, sino que consistió en un ida y vuelta opaco. Finalmente, a los 42´ Los Andes se dio el gusto de liquidar el encuentro, Minervino inició por derecha, cedió a Maldonado y el ingresado cruzó un centro pasado que se le filtró por arriba a Henricot y se metió bajo los tres palos. Con el tanto de la tranquilidad, ambos equipos bajaron la intensidad y se entregaron al marcador, el local tuvo la chance del tercer tanto, con un remate cruzado que pasó cerca del palo derecho. Luego de eso el tiempo se agotó, el juez marcó la mitad de la cancha y Los Andes se quedó con el triunfo. 

Síntesis:

Los Andes: Casas, Minervino, Cañete, Lugarzo, Vaca; Ortegoza, Turraca, Rivas; Cepeda, López y Quintana. DT: Sebastián Salomón. 

Deportivo Armenio: Henricot; Pereyra, Medina, Leguizamón, Rouzies; Álvarez, Monje, S. González, Roa, Herrera; Risso Patrón. DT: Víctor Piriz Alves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *