CON BUENAS Y MALAS SUMARON UN PUNTO

Gimnasia de Mendoza y Chacarita igualaron uno a uno.

FOTO DE GIMNASIA DE MENDOZA

Por la fecha 25, Gimnasia de Mendoza recibió en el Víctor Legrotaglie a Chacarita. En líneas general, el cotejo se llevó un aprobado, por momentos fue entretenido y en otros resultó poco atractivo. El resultado en tablas reflejó en sí el trámite del encuentro, ya que ninguno de los dos fue claro a la hora de pasar 3/4 de campo y si bien el lobo tuvo más porcentaje de posesión, no lo demostró en la zona de definición. Los goles se dieron en el primer cuarto de hora y fueron resultado más de las ganas que del juego en sí, el de Nieto fue un golazo y el Romano tuvo su justicia. Más allá de los tantos, a los dos les costó ser punzante en ataque y por momentos transformaron el partido en un llano opaco. Finalmente, el empate es más que justo y si bien no le sirve a ninguno, es producto de los aciertos y carencias de ambos en los 90´.

El primer tiempo fue entretenido, aunque más allá de los goles, no dejó demasiadas situaciones de peligro. El ciclo Arias comenzó de la mejor manera, con un golazo a los 4´ donde la tocaron todos los atacantes, Nieto inició la acción por el centro, Bonanse enfrentó al arquero y cedió al medio, y el mismo Nieto la terminó empujando el balón contra la red. El tanto emocionó a unos y otros, pero el festejo no le duró demasiado a los de San Martín, ya que poco después el lobo se tomó venganza y marcó el empate. A los 11´, tras un centro desde la derecha, Juncos forzó a Tripodí a estirarse para despejar el balón y en el rebote Romano mandó a guardar sin restricción la pelota bajo los tres palos. Tras el gol el jugador debió abandonar el campo de juego a causa de una lesión que le impidió continuar en el pleito. Las mejores situaciones llegaron después de los tantos y a pesar de no ser muchas, sumaron porotos para el dueño de casa. Sin ser superior en el juego, el pituco fue apretando al funebrero y recién a los 31´ tuvo la primera chance seria (sacando el gol), donde entre Trípodi y el travesaño evitaron el gol de Meritello. En otra ocasión de riesgo, a los 33´ Juncos remató desde el borde del área y Trípodi casi sobre el caño izquierdo pudo retener el balón. Más allá de estas dos oportunidades, Chaca tuvo algún intento de Bonansea, centros peligrosos de Nieto, pero en líneas generales no terminó de cerrar la jugada. Con un pronóstico de gran segundo tiempo, el encuentro se metió de lleno en el entretiempo.

El complemento arrancó dinámico y con una propuesta agresiva por parte de ambos.  Las intenciones desde el primer momento fueron más que buenas, pero esas ganas se fueron escurriendo y el cotejo poco a poco se fue pinchando. Con poquito el dueño de casa manejó un porcentaje mayor de la posesión, pero no le sirvió demasiado ya que a la hora de efectivizar la tenencia no fue contundente ni preciso en los metros finales. En Chacarita se hizo muy notable un bajón en el juego, producto del gasto de la primera mitad o la autoconservación en una cancha difícil y ante un rival de tamaño. Lo que en el arranque había sido un ritmo entretenido, con el pasar de los minutos se volvió algo denso. En este trámite insípido, Gimnasia no se volvió loco y mantuvo la tranquilidad a la hora de tener la pelota, no resignó el balón con pelotazos y tampoco arriesgó de más. El funebrero, con un punto importante, tampoco se salió del papel, se abocó a defender, no pasó sobresaltos y en segunda instancia se preocupó por atacar. Lentamente el tiempo se fue agotando, con una comodidad general que hizo estancar las acciones del encuentro. Lo mejor del complemento llegó casi sobre el final, primero con un buscapié de Garrido, que cruzó toda el área y no encontró a un compañero, y luego con un disparo de Cortés que Trípodi pudo controlar sin sobresaltos. Dicho y hecho, el cotejo siguió teniendo acciones destacables sobre su cierre, a los 45´ Trípodi se quedó con un disparo en la base del palo derecho, y a los 46´ Chaca respondió con una contra que solo por la humanidad de un defensor local, no derivó en gol. Lamentablemente, el tiempo los apremió y cortó el partido en uno de sus mejores pasajes. Así, con un andar irregular, ambos dejaron puntos en el camino y sumaron de a uno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *