CHICAGO CORTÓ LA SEQUÍA Y VOLVIÓ A LA VICTORIA

El torito venció con lo justo a Agropecuario y tachó la larga racha negativa sin triunfos.

FOTO DE PRENSA NUEVA CHICAGO

El primer tiempo no termino de ser bueno del todo, tuvo altibajos y algunas situaciones importantes (sobre todo de la visita). El duelo arrancó con todo, los dos equipos salieron a comerse la cancha y disputaron unos primeros 20´ interesantes, con un ritmo dinámico y donde se alojaron situaciones de peligro. La primera la tuvo Agropecuario con un remate cruzado de Melo, que Taborda desvió al córner, pero más tarde Miracco respondió con un disparo que necesitó la respuesta de Barlasina. Luego del ida y vuelta intenso que se vivió, el encuentro cayó en un pozo donde Chicago insinuó tener la iniciativa y el sojero se mantuvo en su campo, apostando a la contras, vía por la cuál generó su segunda ocasión de peligro, con un tiro de Blando que nuevamente encontró los reflejos de Taborda. Ya sobre los minutos finales el elenco de Hernández se adelantó en el terreno, ejerció presión contra el torito y apretó en busca de la apertura del marcador, los de Mataderos se defendieron bien y el cotejo se fue al entretiempo con un justo 0 a 0. En líneas generales, el sojero llegó con más claridad, en más oportunidades y tuvo una mejor resolución a la hora de tratar la pelota. Vale añadir que Lorenzo debió irse expulsado por una fuerte plancha a los 42´ (Pafundi resolvió la acción con una amarilla).

El complemento arrancó movidito por la apertura del marcador, que llegó del lado del dueño de casa. A los 3´ Guerra ejecutó un remate potente, que se estrelló en el palo izquierdo, rebotó en la espalda del arquero sojero y se terminó metiendo en el arco. El tanto fortuito levantó al estadio, que vio la esperanza de poder romper la sequía sin triunfos. La respuesta de Agropecuario no se hizo esperar, encerró en su campo a Chicago y lo hostigó de todas las formas posibles, eso sí, fue más empuje que claridad. De todas formas Taborda tuvo que aparecer a lo largo del segundo tiempo, atajando un tiro libre de Melo, desviando un bombazo de Narese y conteniendo un cabezazo de Moiraghi. Pese a que el sojero sumó méritos a base de ocasiones de riesgo, el torito mantuvo el orden en defensa, calmó los nervios con los que se había enmarañado en el PT y pudo sostener el resultado hasta el final del encuentro. Finalmente, los de Carlos Casares no pudieron efectivizar el dominio ejercido durante la mayor parte del ST, el torito de Mataderos aguantó el marcador con el respaldo de su gente y el encuentro quedó en 1-0 para Nueva Chicago, que tras un largo tiempo sin gritar victoria, hoy volvió a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.