CERRARON EL DOMINGO CON UNA JUSTA IGUALDAD

Chaco For Ever y Almirante Brown empataron cero a cero.

FOTO DE PRENSA ALMIRANTE BROWN

Chaco For Ever salió con todo a disputar el partido y se encontró mejor en los primeros pasajes. El elenco dirigido por Cravero se hizo de la pelota, concentró más metros y generó las primeras aproximaciones del peligro (un cabezazo de Lucero, un disparo de Galli y un remate de Garnerone), las cuales consistieron en sustos importantes para la fragata. A Almirante le costó cortar las transiciones del rival, por lo que la pasó mal en estos pasajes iniciales del encuentro. El tiempo siguió su curso y la fragata no pudo afirmarse en el terreno de juego, no le generó inquietudes a su contrincante, pero tampoco la pasó tan mal más allá de los 20´. En líneas generales, los de Isidro Casanova transitaron un primer tiempo muy incomodo, con escasas incursiones y mucho menos situaciones de peligro (la más clara un tiro de Chávez que pasó cerca del palo derecho), chocaron ante un For Ever que estuvo firme abajo y a la hora de sorprender en ataque manejó muy bien las transiciones. En relación a esto último, al conjunto chaqueño le faltó la puntada final para abrir el marcador, ya que pasados los momentos de principio de partido, las llegadas del negro se fueron nublando a remates de larga distancia. Por otro lado, la ausencia del Gurí García también fue un determinante para que el mirasol no haga pie en el medio.

Para el complemento ambos elencos saltaron a la cancha con la intensión de romper el cero. Los dos equipos propusieron un ida y vuelta en los minutos iniciales, que con el pasar de los minutos se transformó nuevamente en dominio de balón de Chaco For Ever. Al negro le siguió costando ser fino en los metros finales, cada vez que aceleró le generó sobresaltos al mirasol, pero a la hora de culminar lo producido, chocó con sus propias imprecisiones. Llegando al meridiano de esta segunda etapa el cotejo cayó en un bache, donde los de Cravero insinuaron más de lo que generaron (a las fallas en zona de definición se le sumaron errores en 3/4 de campo) y donde Almirante Brown no pudo pesar en ataque. A los 29´ Garnerone sacudió la modorra en una acción donde, sin arquero, estampó un tiro en el palo izquierdo. Con la situación más clara, el público se enardeció y el encuentro entró en su tramo final, con un clima más caliente y la necesidad de ambos de ganar. Sobre el final Díaz contó con un remate que pasó cerca del caño derecho y Almirante empujó con más voluntad que claridad, aunque nada alcanzó y el cotejo culminó en parda.

Finalmente fue empate en Resistencia, en un partido donde por recuento de situaciones Chaco For Ever fue algo más, pero que desde la claridad ninguno pudo imponerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.