CACHETAZO A LA FRAGATA

En un encuentro que fue de mayor a menor, el lobo se llevó el triunfo sobre el final. Almirante no mostró una buena imagen, otorgó un penal en el cierre y se fue de Mendoza con las manos vacías.

FOTO DE PRENSA GIMNASIA DE MENDOZA

El primer tiempo fue parejo. Tanto Gimnasia como Almirante Brown disputaron un tramite que se jugó golpe a golpe. Si bien, el lobo intentó amigarse con la pelota, ambos elencos contaron con suficientes chances como para romper el marcador. Y es que, de no ser por la falta de puntería y las apariciones de los arqueros (Giovini y Peralta Salinas), el duelo tranquilamente podría haberse ido al entretiempo con un gol.

El complemento fue otra historia, mucho menos dinámica y sin tantos sobresaltos. A los dos conjuntos les faltó más sorpresa y cambio de ritmo en la mitad de la cancha, por lo que todo se hizo predecible. Al igual que en el PT, los de casa hicieron más esfuerzos para tratar bien el esférico, aunque en lo inmediato no tuvo su efecto. Sobre el final (41′), Galeano le escapó a Barrionuevo y el defensor le cometió penal, y poco después Ciccolini cambió la ejecución por gol.

Finalmente, fue triunfo de Gimnasia de Mendoza. El lobo le complicó las cosas a Almirante, mereció algo más además del tanto agónico y se quedó con tres puntos vitales. Paso en falso para la fragata, que le cuesta sumar de visitante y empieza a perderle pisada a los de arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.