ALVARADO SE RECUPERÓ Y SE LO DIO VUELTA AL CIRUJA

Lo ganaba San Martín de Tucumán en dos minutos de juego, pero en un gran complemento el torito se lo dio vuelta y venció 3 a 1.

FOTO DE PRENSA SAN MARTÍN (T)

San Martín de Tucumán comenzó ganando el cotejo casi que desde el vestuario. El elenco de De Muner sorprendió al minuto de haber iniciado el encuentro y lo hizo mediante Fede Jourdan, que mano a mano con Fernández definió entre las piernas del guardametas. Con el tanto tempranero el ciruja pudo acomodarse en el campo, además aprovechó el momento de confusión de Alvarado, que tardó en recuperarse de la cachetada. Una vez que el torito encendió motores, el dueño de casa dominó la posesión, llevó el partido al territorio del santo y manejo los tiempos. El elenco de Mar del Plata pregonó un juego de toques prolijo, con importantes proyecciones por las bandas y paciencia para progresar a lo largo de la cancha. Los de Coyette impusieron su estilo y provocaron un ritmo tranquilo, con cierta parsimonia, que no tuvo muchos más sobresaltos, ya que San Martín se dedicó a mantener el orden y no sufrir atrás, y Alvarado ocasionó lo suyo mediante remates de media distancia que no complicaron a Sand (disparos de Vella, Pons, Menéndez, entre lo más destacable).

El complemento arrancó con una tónica bastante similar a la del primer tiempo, Alvarado con la pelota y San Martín posicionado en su campo. Pese a que el dueño de casa insistió con más fuerzas en el comienzo, fue el santo quién contó con la situación más clara de los 15´ iniciales, en lo que fue un tiro de Sosa que se estampó contra el caño derecho de Fernández. El torito nunca bajó los brazos y hasta aceleró el ritmo tranquilo que había mostrado en el PT, encontró una respuesta más vulnerable de la solidez defensiva del rival y merodeó los dominios de Sand en busca de la parda. Tras empujar, insistir y no resignar su idea de juego, a los 26´ los de Mar del Plata comenzaron una remontada heroica. En el minuto marcado, el ingresado Molinas conectó contra la red una gran asistencia de Mieres (otro que entró desde el banco), dos minutos más tarde otra vez Molinas volvió a anotar, pero esta vez el 2-1 y con un remate que se clavó en la parte superior del palo derecho. Con el ciruja cansado y angustiado por el resultado, el torito lo liquidó de contra, en los pies de Mieres, que por derecha envió un centro al corazón del área y Sosa en contra sentenció el 3-1. Así, Alvarado se quedó con un triunfazo, por la magnitud del rival y por haber levantado un cotejo complicado, los de Coyette sumaron de a tres por primera vez en el campeonato; del otro lado, el ciruja perdió la chance de acompañar a Belgrano en la punta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.