AGUANTÓ CON DIEZ Y SE LLEVÓ SU PREMIO

Temperley y Alvarado igualaron cero a cero en la tarde de Turdera. El gasolero jugó desde temprano con 10 jugadores por la expulsión de Díaz.

Prensa de Temperley

Por la fecha 23, Temperley y Alvarado igualaron cero a cero en un partido con poco de ambos. En el arranque parecía parejo, pero al gasolero le expulsaron un jugador y luego corrió desde atrás por la desventaja numérica, no generó chances, pero aguantó el resultado y sacó un punto valorable. Al torito le costó afirmarse en el partido, concentró la pelota, pero no dañó a los de celeste y se fue con un marcador magro, el cuál fue un reflejo de lo producido por ambos. En líneas generales, el complemento mostró lo mejor, el torito tuvo lo suyo de arranque y sobre el final el gasolero generó sus ocasiones.

Los primeros minutos pasaron con poco para destacar en las áreas, pero con dos posturas ofensivas y la premisa de tratar bien al balón, por lo que el juego inició sin un protagonismo fijo. Para rescatar alguna acción, a los 5´ Jaurena sacó un remate muy desviado que se fue por el palo derecho, y a los 10´ Bojanich tuvo un cabezazo cercano al caño izquierdo. Con generación en la zona medular, pero problemas para acelerar desde ¾, los ceros se mantuvieron firmes en el marcador. En la disputa, el torito pudo hacerse mayor tiempo de la tenencia del esférico, lo que no añadió méritos a su causa, ya que estuvo impreciso a la hora de definir. Para dolor de cabeza del local, a los 14´ Díaz vió la roja tras golpear con el codo a Astina. Pese a jugar con uno menos, el primero que intentó tras la salida del 8 gasolero fue Reinhart, que a los 19´ con un remate lejano buscó demostrar la rebeldía del local ante la desventaja. Alvarado hizo todo lo que la situación pedía, adelantó metros, metió más gente en la mitad de la cancha y movió la pelota de izquierda a derecha y viceversa, pero no encontró espacios y terminó recayendo en pases obvios y centros fáciles para la defensa local. Al no poder conservar la pelota, Temperley se volvió más directo y claro a la hora de atacar; producto de ello a los 25´ Bojanich de media vuelta estampó la pelota muy cerca del caño derecho, en lo que fue una llamada de atención. El primer tiempo fue agotando su plenitud, con el paso de los minutos el dueño de casa pudo conservar el resultado ante un torito opaco y sin demasiadas herramientas para atacar, con mucho disparo lejano y centros sin sentido. Sin generación de situaciones, Alvarado merodeó una y otra vez en los pases largos y llenó de pelotazos la humanidad de Cadenazzi, el cuál estuvo desconectado de sus compañeros en casi toda la primera parte. Sin sobresaltos en defensa, el gasolero centró sus ataques en el balón parado, donde generó sus chances más importantes. Los de Mar del Plata no le encontraron la vuelta a la defensa local, no cambiaron la marcha, sumaron un exceso de pases en el medio y se fueron al entretiempo con una producción pobre de ocasiones. Los de Turdera, pudieron surfear la ola que significó la expulsión de Díaz, tuvieron sus situaciones y se retiraron con el objetivo cumplido al entretiempo. Lo mejor de la visita fue un pseudo cabezazo de Ledesma que se fue unos metros desviado por el horizontal, sobre el final. 

En el complemento, para reforzar la zona trasera Ruiz metió mano en el banco, mandó a Rodriguez a la cancha y formó una línea de cinco defensores. Por su parte, Coyette ordenó adelantar metros en el campo y arriesgó en busca del gol. A los 5´ Cadenazzi tuvo una chance en reacción a la postura más agresiva de la visita, el delantero cabeceó a espaldas del ingresado Rodriguez y elevó su disparo por arriba del travesaño. Un minuto después, Vidal de media vuelta apuntó al caño izquierdo y solo por la respuesta de Papaleo los de la feliz no rompieron el cero. Más activo en el frente de ataque, el torito comenzó a encontrar los espacios que antes no había podido, con el constante movimientos de sus atacantes generó un serio problema a la defensa del local. Pasados los primeros 10´, la intensidad del visitante decayó, pero ante la superioridad numérica en el mediocampo, los de Coyette siguieron manteniendo la pelota y las acciones de peligro. Pasado el periodo avasallante de Alvarado, el gasolero encontró más tranquilidad a la hora de defender y hasta se dio el gusto de tener sus incursiones. Para sacudir la modorra en un pasaje parecido a lo transitado en la primera parte, a los 17´ el torito avisó con un tiro libre de la “bomba” Navarro que obligó a la estirada de Papaleo y el posterior despeje. Un rato después, a los 21´, Astina conectó un cabezazo que se fue cerca del palo derecho. Con compostura y una zaga firme, el gasolero pudo lograr transitar un pasaje sin sobresaltos en su área, cumplió con el objetivo de aguantar el cero, pero siguió careciendo de acción ofensiva. Los buenos primeros minutos quedaron atrás, Alvarado cayó en la misma situación de pelotazos, pases obvios y remates lejanos, y el celeste se mantuvo atento en defensa y dispuesto a salir de contra. A los 35´ se instaló la polémica en el Beranger, Rodriguez cabeceó al gol tras un servicio desde la derecha, pero el asistente de aquella banda anuló de manera correcta el tanto por off side. El encuentro ingresó en sus últimos 10´ con un trámite más dinámico, el gasolero y una postura más agresiva, y Alvarado con sus nervios y la espinita de no haber podido marcar la diferencia. En una de las incursiones del local, a los 38´, Toledo terminó una jugada con una media volea que se fue desviada por el poste derecho. Luego del intento no pasó mucho más en el juego, Alvarado fue por inercia a buscar algo más, el celeste supo defender el punto y el encuentro concluyó en ceros. Antes, Navarro tuvo un remate, pero se fue lejos del arco defendido por Papaleo. Punto justo para ambos, que no sirve para el torito y que por la desventaja, parece óptimo para Temperley. 

Síntesis:

Temperley: Papaleo; Sosa, Gómez, Bojanich, Souto; Díaz, Pittinari, Allione, Reinhart; Contreras y Pumpido. DT: Fernando Ruíz.

Alvarado: Fernández; Mieres, Robledo, Ledesma, Cáceres; Malagueño, Vitale, Jaurena, Astina; Vidal y Cadenazzi. DT: Walter Coyette.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *