ABEL MASUERO: CAUDILLO Y PILAR DE CHACA

El defensor es una parte fundamental en la estructura de la «centroneta».

FOTO DE PRENSA CHACARITA

Chacarita sigue justificando partido a partido porque se encuentra en la parte alta de la tabla. El funebrero suma puntos importantes de la mano de la famosa «Centroneta» y se muestra cada vez más fuerte para pelear los lugares de arriba. Ahora bien, los resultados positivos no surgieron por arte de magia, sino que se generaron con la idea que introdujo en su arribo Pablo Centrone (el cuál cambió ánimos del plantel) y la ejecución de los jugadores dentro del campo. Uno de los protagonistas principales de este «cambio» en Chaca es Abel Masuero (34), el experimentado defensor que además de ser el capitán del equipo y referente de la última línea, trabaja a destajo para que Losas no se convierta en figura y el arco tricolor no sufra.

Masuero llegó a Chacarita a principios de año (proveniente de Grecia) y desde que se puso la casaca tricolor, no decepcionó. El experimentado ex Gimnasia de La Plata es crucial en el equipo, es la voz de mando en la defensa (se posicionó como líder de la última línea y le aportó jerarquía), se comporta seguro en los cruces de pelota aérea (gana bien de cabeza) y tiene un buen «timing» para cortar en ataques rivales vía terrestre. Además, no tiene problemas a la hora de pensar con la pelota en los pies y no recaer en pelotazos largos sin destino. En cuanto a la estadística, el zaguero disputó 13 encuentros, todos de titular, y convirtió un gol (en el pasado duelo ante la lepra mendocina).

Puntualmente, en el último enfrentamiento ante Independiente Rivadavia (donde fue MVP a opinión de Obsesión) el marcador central dejó en claro su papel en el equipo, estuvo firme en defensa, ganó bastante en el mano a mano y no le costó imponerse en las alturas. Fue estructuralmente fundamental en el orden que pregonó Chacarita en casi todo el partido. Y como si fuera poco, aportó al marcador con un verdadero golazo, ya que tras un fallido despeje del elenco mendocino, el zaguero capturó el balón y desde el limite derecho del área sacó un bombazo cruzado que se clavó contra el caño derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.